«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
estima parcialmente el recurso de los dos condenados

La Audiencia Nacional rebaja un año la condena a dos terroristas islamistas que llegaron en una patera a Almería en 2020

Agente de la Guardia Civil. Europa Press

La Sala de Apelación de la Audiencia Nacional ha rebajado en un año la pena impuesta a dos colaboradores de una célula yihadista que, junto a un tercero, el exrapero Abdelmajed Abdel Bary que fue hallado muerto en prisión tras el juicio, pretendían establecerse en España tras llegar en una patera a las costas de Almería en abril de 2020.

En una sentencia, los magistrados estiman parcialmente el recurso de los dos condenados y les condena a cinco y seis años de prisión al cambiar el delito de pertenencia a organización terrorista que les atribuyó la Sección Segunda por el de colaboración. Entiende la Sala que su conducta no tuvo la suficiente intensidad como para condenar por el primero de los delitos.

De esta forma, Abderrezak Seddiki resulta condenado a seis años de cárcel por colaboración y falsedad en documento oficial —delito este último que se mantiene— frente a los siete iniciales, mientras que a Kossaila Chollouah se le imponen cinco años de cárcel por el primero de los delitos frente a los seis de la instancia.

La resolución, ponencia del magistrado Eloy Velasco, explica que la acción imputada a los dos acusados no parece suficiente y no cuenta con prueba suficiente como para condenar por pertenencia a Estado Islámico (Daesh), aunque sí para hacerlo por un delito homogéneo de colaboración, una diferencia que de acuerdo con la doctrina del Tribunal Supremo se articula «en función de la especial intensidad que pueda observarse en el contenido del aporte a la organización».

En la sentencia, el tribunal achaca esa «insuficiencia probatoria» a la «rápida reacción policial al conocimiento de la presencia de Abdel Bary y los dos recurrentes en territorio nacional».

Según explica el tribunal, el aporte de los condenados a la organización terrorista consistió en reunirse en Argelia con el miembro de Daesh Abdel Bary y ayudarle a entrar en territorio Schengen en patera, además de ponerle en contacto con otros miembros de la organización terrorista y ayudarle a financiar el traslado, manutención y estancia en una primera localidad y después en Almería.

+ en
.
Fondo newsletter