«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
DOS DE ELLOS HAN INGRESADO EN PRISIÓN PROVISIONAL

La Policía detiene a tres argelinos en Ibiza por favorecer la inmigración ilegal y organizar viajes entre su país y las islas Pitiusas

Foto de archivo de un coche de Policía Nacional. Europa Press

Agentes de la Policía Nacional en Ibiza han detenido a tres inmigrantes ilegales de nacionalidad argelina por la organización de viajes entre Argelia y las islas Pitiusas, cobrando el equivalente a 2.500 euros por pasajero y trayecto. Se servían de las denominadas pateras-taxi (embarcaciones rápidas con motores de alta potencia) y empleaban entre 6 y 8 horas en completar el recorrido.

Según fuentes policiales consultadas por LA GACETA, los sospechosos se hallaban en una embarcación detectada en aguas de Baleares el pasado 13 de septiembre cuando ésta se encontraba a la deriva a seis millas náuticas al sur de Formentera. Tras ser asistidos sus 16 ocupantes por un operativo de Salvamento Marítimo, fueron desplazados a la isla de Ibiza.

Se trataba de la embarcación número 35 de las llegadas a Ibiza y Formentera en lo que va de año y todos sus integrantes eran de nacionalidad argelina. Una vez llegados a puerto y tras ser atendidos por Cruz Roja, fueron desplazados a dependencias de Policía Nacional en Ibiza, donde la Brigada de Extranjería se hizo cargo de ellos tras tener sospechas de que entre los ocupantes se encontraban los organizadores de este tipo de trayectos ilegales.

Se pudo averiguar tras los primeros interrogatorios que los inmigrantes ilegales partieron sobre las 2 de la madrugada del día 13 de diciembre de la zona de Tipaza en una embarcación rápida de unos seis metros, equipada con motores de alta potencia. Asimismo se pudo esclarecer que tenían previsto que el viaje durará unas seis horas, pero las condiciones meteorológicas cambiaron en el ecuador del viaje y comenzaron las dificultades técnicas que motivaron que la embarcación quedase a la deriva.

La idea inicial era que la patera-taxi volviera una vez desembarcados en Baleares los que habían pagado el viaje y los organizadores regresaran a Argelia. A los tres se les ha imputado un delito de pertenencia a organización criminal, favorecimiento de la inmigración ilegal y delito contra los derechos de los ciudadanos extranjeros.

Los tres sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de Ibiza, que ha acordado el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza de dos de ellos, y ha puesto en libertad al tercero imponiéndole medidas cautelares de prohibición de salida de España y presentación periódica en el citado Juzgado.

La modalidad taxi-patera, muy utilizada en la zona de El Estrecho y provincia de Almería, se ha detectado también en Ibiza y Formentera en varias ocasiones. Ha crecido el número de inmigrantes ilegales llegados de esta manera debido a que la duración del trayecto es menor (dura entre 6 y 8 horas), mientras que las pateras convencionales pueden tardar entre 24 y 30 horas. El precio puede ascender a 2.500 euros por persona y trayecto.

Otro de los motivos que ha hecho crecer esta modalidad es la impunidad de las organizaciones y de los patrones que se dedican al tráfico de inmigrantes ilegales, ya que al regresar a su país rápidamente es muy difícil su identificación, y más aún su localización y detención. Según la Policía Nacional, en este año ya se habían detectado otras cuatro pateras con esta modalidad en la isla de Formentera.

+ en
.
Fondo newsletter