«Ser es defenderse», Ramiro de Maeztu
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
ya ha sido puesto a disposición de la autoridad judicial competente

La Policía detiene en Granada a un inmigrante senegalés que portaba dos armas blancas y era buscado por Finlandia

Vehículo de la Policía Nacional. Europa Press

Agentes de la Policía Nacional en Granada han detenido a un inmigrante de origen senegalés sobre el que pesaba una orden europea de detención por un delito de tráfico de drogas cometido en Finlandia. En el momento de la detención trató de ocultar dos armas blancas de gran tamaño.

Al detenido le constaba una reclamación judicial dictada por Finlandia por un delito de tráfico de drogas tras haber sido sorprendido en posesión de cerca de 80 gramos de cocaína, más de un kilo de marihuana y más de cinco gramos de hachís.

La detención tuvo lugar sobre las tres de la madrugada del pasado lunes, cuando agentes de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana de Granada, que se encontraban de servicio en el distrito Norte, observaron a un individuo deshaciéndose de un paquete envuelto en papel de periódico a la vez que huía del lugar a la carrera.

El individuo fue perseguido por los agentes hasta el portal de una urbanización, evitando uno de los agentes que escapara interponiendo su pie entre la puerta del mencionado portal y su marco. Tras ser detenido, los efectivos comenzaron su identificación y la inspección de sus pertenencias.

Los agentes encontraron en el interior de una mochila que portaba dos pasaportes a su nombre, uno senegalés y otro noruego. La identificación completa reveló que tenía una Orden Europea de Detención para Extradición (ODEE) decretada por las autoridades judiciales finlandesas.

Posteriormente, los miembros de la Policía Nacional localizaron el paquete del que pretendía deshacerse. En él había dos cuchillos de grandes dimensiones, motivo por el que fue propuesto para sanción según la Ley Orgánica 4/2015 de Protección de la Seguridad Ciudadana.

Una vez en comisaría, agentes de la Unidad de Drogas y Crimen Organizado —UDYCO— contactaron con las autoridades judiciales reclamantes en Finlandia, a través de de la Oficina SIRENE, quienes corroboraron la vigencia de la reclamación europea. El detenido ya ha sido puesto a disposición de la autoridad judicial competente.

+ en
.
Fondo newsletter