'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Las posturas de los partidos ante la Constituyente de Maduro

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, fotografiado con unos prismáticos en el cierre de campaña de las elecciones para la Asamblea Constituyente | EFE

Menos de 48 horas para que el régimen de Nicolás Maduro abra las urnas para la elección de los miembros de la Asamblea Constituyente, un órgano encargado de redactar una nueva Carta Magna en el marco de las protestas ciudadanas que ya han dejado más de un centenar de muertos en el país.

Mientras el chavismo llama a la participación masiva, la oposición -que rechaza la legitimidad de estos comicios y asegura que no participará- continúa reclamando la liberación de los presos políticos y la apertura de un canal humanitario.
Un asunto que no ha sido ignorado en la clase política española. Venezuela se ha convertido en el escenario alternativo del debate parlamentario. Una división radical entre quienes están con la oposición y quienes apoyan a Nicolás Maduro que este viernes, a escasos dos días de las elecciones para la Constituyente, se deja sentir más que nunca. PP, PSOE, Ciudadanos y Podemos… todos hablan de Venezuela pero, ¿qué dice cada uno? Vamos a verlo.

Pablo Iglesias y Maduro

Comencemos por el bando de los chavistas. Como era de esperar, están en él la formación de Pablo Iglesias y sus socios en el Congreso Izquierda Unida:
Este viernes Pablo Iglesias acusaba al expresidente del Gobierno Felipe González de haber hecho un «llamamiento» para el golpe de estado» contra el gobierno de Nicolás Maduro. El de morado, que apuesta por el diálogo y pide el fin de la violencia, se olvida de los más de 100 muertos que deja la represión chavista y, eso sí, afea a PP y Ciudadanos que usen a Venezuela «de forma deleznable para blanquear la corrupción».

El PSOE, con el lío de la plurinacionalidad

El partido socialista, mientras, parece estar demasiado ocupado desentrañando la solución territorial que adoptará su partido. Sin declaraciones recientes sobre lo que ocurre en Venezuela, hay que remontarse a las palabras de su secretario de Relaciones Internacionales el pasado 7 de julio. El PSOE dijo entonces que «Maduro debe detener la violencia lo antes posible, liberar a los presos políticos y convocar elecciones cuanto antes para que sean los venezolanos quienes decidan”. Poco después agradecía a Rodríguez Zapatero el esfuerzo realizado para conseguir la  salida de prisión de Leopoldo López -hoy en arresto domiciliario- y reclamaba su liberación total.

Mariano Rajoy, en condicional

Desde el Gobierno, Mariano Rajoy comparecía esta mañana para hacer balance del curso político y regalaba una de sus confusas frases: Tras apostar por una «solución democrática, pacífica y negociada a la crisis de Venezuela», aseguraba que España no descarta «la adopción de medidas adicionales si pueden ser efectivas». En qué circunstancias? No lo ha explicado. El uso del condicional y la ambigüedad que, por cierto, no es nueva y que ya había criticado el líder de Ciudadanos…

Ciudadanos, el más contundente

… que se perfila como el partido más contundente en la crisis venezolana. Albert Rivera pedía al Gobierno de Rajoy y a la Unión Europea sanciones para Venezuela si finalmente Maduro pone en marcha el proceso constituyente y suprime la Asamblea Nacional. Hablaba de “autoritarismo» y reclamaba una actitud «más activa» en defensa de los derechos humanos.

TEMAS |
+ en

Noticias de España

.
Fondo newsletter