«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
LA OPERACIÓN HA RECIBIDO APOYO DE LA UNIÓN EUROPEA, PERO NO DE ESPAÑA

Sánchez baraja ahora enviar oficiales de enlace a la misión de EEUU en el Mar Rojo

Pedro Sánchez en una imagen reciente. Europa Press.
Pedro Sánchez. Europa Press

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se ha mostrado dispuesto a «estudiar» la propuesta de Estados Unidos de que España pueda participar con oficiales de enlace en la misión que lidera Washington para proteger la navegación en el mar Rojo frente a los ataques de los rebeldes hutíes, después de haber rechazado desde el principio formar parte de la misma.

«Vamos a estudiar ahora la propuesta que nos están haciendo» desde Washington, ha comentado el presidente en una entrevista en RNE, al ser preguntado por la petición que habría trasladado la Administración de Joe Biden al Gobierno español de que al menos esté presente con oficiales de enlace aunque no envíe barcos ni efectivos, según informó ‘La Vanguardia’.

Con ello, Sánchez ha abierto la puerta a que finalmente España pueda contar con oficiales de enlace en la operación ‘Guardián de la Prosperidad’, al tiempo que ha dejado claro que no se opone a esta misión. «No nos vamos a oponer pero veremos qué tipo de participación tenemos», ha afirmado.

No obstante, el presidente ha vuelto a insistir en el argumento esgrimido desde que se conoció la conformación de dicha operación, en la que Estados Unidos incluyó inicialmente a España y el Gobierno lo descartó, de que actualmente hay más de 3.000 soldados españoles desplegados en distintas misiones de la UE, la OTAN y la ONU. «Estamos presentes, somos un socio fiable, somos un socio leal», ha remarcado.

Asimismo, ha incidido en que el objetivo de esta misión en el mar Rojo «nada tiene que ver» con el de la ‘Operación Atalanta’ de la UE que comanda España y que busca combatir la piratería en aguas próximas a Somalia, justificando así el veto del Gobierno a que dicha misión europea pudiera ampliarse para actuar en el mar Rojo.

Las palabras de Sánchez se producen después de que Estados Unidos y Reino Unido, con el apoyo de varios países más, llevaran a cabo bombardeos el viernes pasado contra posiciones de los hutíes en Yemen, que han continuado durante el fin de semana, y que Washington ha dejado claro que están fuera de ‘Guardián de la Prosperidad’.

A este respecto, la ministra de Defensa, Margarita Robles, no quiso entrar a valorar el viernes los bombardeos contra los hutíes y aseguró que el Gobierno no había recibido ningún tipo de presiones por parte de Estados Unidos para sumarse a su misión en el mar Rojo. España «toma sus propias decisiones» y ningún país «tiene que decirnos dónde intervenir», sostuvo.

Asimismo, la titular de Defensa también se reafirmó en que España no participará en la nueva misión de la UE en ciernes, que adelantó que seguramente tendrá un carácter meramente defensivo, al tiempo que dejó claro que tampoco se opondrá a la misma.

Fuentes gubernamentales han insistido posteriormente en que España no se opone a que la UE dé luz verde a una «misión específica» con un mandato concreto y que cuente con las capacidades apropiadas para hacer frente a la amenaza que plantean los hutíes en las aguas del mar Rojo.

Por lo que se refiere a la operación ‘Atalanta’, han abundado las fuentes, esta no está preparada ni en medios, ni en capacidades ni en mandato para atender dicha amenaza.

La situación en el mar Rojo será uno de los temas que seguramente surja durante la reunión a puerta cerrada a la que ha sido invitado a participar Sánchez en el marco del Foro de Davos este miércoles, en la que se abordará más ampliamente la cuestión de la estabilidad y la seguridad en Oriente Próximo.

A dicho encuentro, que encabezará el presidente del Foro Económico Mundial, Borge Brende, han sido invitados una veintena de líderes políticos y expertos. Entre ellos, según ha adelantado Moncloa, figuran el primer ministro belga, Alexander de Croo, con quien precisamente Sánchez llevó a cabo su visita a Israel, Palestina y Egipto a finales de noviembre, así como los ministros de Exteriores de Reino Unido, Arabia Saudí u Omán, entre otros.

Desde el Gobierno han explicado que el presidente ha querido estar presente en este encuentro dada la importancia de la cuestión y porque tiene interés en poder compartir su visión respecto al conflicto, escuchar los puntos de vista de otros líderes y analizar las perspectivas de futuro

+ en
.
Fondo newsletter