«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Margallo abre fuego: ‘Haré lo posible para que Soraya no sea portavoz’

La vicepresidenta del Gobierno no cuenta ni con el apoyo de los principales miembros Partido Popular, ni de una buena parte de exministros para suceder a Mariano Rajoy al frente de la formación.

Soraya Sáenz de Santamaría es uno de los nombres que suenan junto a Alberto Núñez Feijóo o Ana Pastor para tomar las riendas del partido. La vicepresidenta lideraba una de las corrientes dentro del Ejecutivo de Rajoy, enfrentada al conocido como G-8, grupo integrado, entre otros, por Jorge Fernández Díaz, José Manuel García-Margallo o José Manuel Soria. Los tres, grandes amigos del ya expresidente, cayeron en desgracia durante el cambio de legislatura o por asuntos convenientemente publicados -en el caso del canario- y Soraya fue poco a poco controlando más asientos del Consejo de Ministros.
García-Margallo es sin duda quién más animadversión guarda hacia la exnúmero dos del Ejecutivo. La mala relación viene de lejos, posiblemente desde que Soraya accediera a la portavocía del PP en el Congreso durante la etapa Zapatero. La enemistad se avivó a raíz del desafío separatista, cuestión sobre la que ambos tenían una visión diametralmente opuesta. Al final, Margallo salió del Ejecutivo y Rajoy cedió a su ‘delfín’ todo el protagonismo en la cuestión catalana adjudicándole el Ministerio para las Administraciones Territoriales.
Un día antes de que se celebre el Comité Ejecutivo del PP, donde Rajoy trazará las líneas maestras de la estrategia a corto y medio plazo, Margallo ha hecho unas declaraciones incendiarias en Antena 3. El extitular de Exteriores ha asegurado que hará ‘’todo lo posible’’ para que Soraya no sea la portavoz popular en el Congreso.
Ha puesto el foco sobre la dificultad para sobrevivir de los ministros de Rajoy, y ha resaltado que “los únicos que quedan del primer gobierno’’ son Santamaría, junto a Cristóbal Montoro y Fátima Báñez de quienes, ha dicho, son “más dóciles intelectualmente”.
“Todo el resto ha desaparecido y eran curiosamente los que tenían criterio propio. Estos son el equipo de Soraya, los apostólicos, y han ido sustituyendo unos ministros por otros digamos, más intelectualmente dóciles”, ha zanjado.
“No es mi candidata. Respeto su personalidad, su trabajo, su capacidad de orden, pero estratégicamente, coincidimos muy poco. Creo que esto arranca de muy lejos”, ha argumentado sobre la posibilidad de que suceda al presidente.
“Rajoy tiene un enorme prestigio y enorme credibilidad en el PP, ha sido un grandísimo presidente y se irá reconociendo con el tiempo y debe seguir a los mandos hasta ese congreso extraordinario, cuando los distintos candidatos expongan sus programas, porque no se trata de elegir personas sino de un proyecto político y hay que hacer uno coherente”, ha indicado.
Para Margallo lo más indicado sería que el propio Rajoy pilote la transición hacia una regeneración profunda del partido y la elección de un nuevo líder mediante primarias.

Leer más…

Feijóo rechaza hablar del futuro de Rajoy: 'Lo importante es el partido'

TEMAS |
+ en
.
Fondo newsletter