«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Trump y Biden son favoritos

Elecciones EEUU 2024: guía para entender las primarias

Capitolio de los Estados Unidos. Joshua Sukoff

En apenas unos meses habrá pasado una de las legislaturas más convulsas de la historia de los Estados Unidos. El martes 5 de noviembre más de 160 millones de votantes estarán llamados a las urnas para elegir al inquilino de la Casa Blanca. Este 2024 vuelve a ser año electoral.

Las campañas de los republicanos y demócratas en la carrera por ser designados candidatos a la presidencia se aceleran con la cercanía de las primarias y los caucus, que pronto empezarán a eliminar a los contendientes con menos apoyos.

Los candidatos, salvo sorpresa o catástrofe, ya están definidos: Donald Trump y Joe Biden, con cuatro años más, volverán a enfrentarse por la presidencia de los Estados Unidos.

¿Cuándo comienzan las primarias?

Aunque dice la tradición que el proceso electoral para elegir a los candidatos a la Casa Blanca de los dos partidos arranca en Nuevo Hampshire, en la práctica las primarias comienzan este 15 de enero con la celebración el caucus republicano del estado de Iowa.

La votación demócrata en el estado técnicamente comienza antes, ya que el partido ha optado por efectuar el 100% de la votación por correo. Los demócratas de Iowa, que han podido solicitar el voto desde el 12 de enero, celebrarán sus asambleas electorales en persona el mismo día que los republicanos, pero sólo abordarán asuntos locales del partido. Es un compromiso del Comité Nacional Demócrata (DNC) de hacer que las primarias de Carolina del Sur, que se llevarán a cabo el 3 de febrero, sean en la práctica las primeras.

¿Entonces Nuevo Hampshire volverá a celebrar «las primeras primarias»?

Volverá según la tradición. Aunque antes tendrá lugar el caucus de Iowa, y el Comité Nacional Demócrata quería que las primarias de Carolina del Sur fueran lo primero, el estatus de primer lugar en la nación de Nuevo Hampshire está consagrado en su propia constitución estatal. Así, tanto republicanos como demócratas celebrarán sus primeras primarias el 23 de enero en el estado de Nuevo Hampshire.

Curiosamente, no habrá papeletas con el nombre de Biden ya que no presentó su solicitud para participar.

¿Cuándo terminan?

La temporada de primarias presidenciales termina el 8 de junio, cuando Guam y las Islas Vírgenes de los Estados Unidos organicen sus asambleas demócratas, aunque es más que previsible que los candidatos queden designados sin necesidad de llegar a las últimas votaciones previstas.

Las primarias estatales para otras contiendas no presidenciales continúan hasta mediados de septiembre.

¿Son lo mismo los caucus y las primarias?

No exactamente. En los caucus, los partidos organizan eventos locales donde se eligen los delegados para uno o más candidatos, que votarán a su favor en la convención nacional que cada formación celebrará en el verano de 2024.

El proceso de selección de delegados varía de un estado a otro y entre partidos. En Iowa, por ejemplo, los republicanos se reunirán para votar en uno de los más de 1.600 distritos electorales en los 99 condados del estado.

Las primarias, en cambio, se parecen más a las elecciones típicas. Los votantes acuden a un colegio electoral y emiten un voto secreto. Están organizadas por los gobiernos estatales, no por los partidos.

La votación anticipada, la votación en ausencia y la votación por correo también pueden ser opciones en estas contiendas. En particular, el mencionado caucus presidencial demócrata de Iowa se llevará a cabo con «tarjetas de preferencia presidencial» enviadas por correo y sin votación en persona.

¿Trump podrá participar en todo el proceso?

Varias demandas estatales a lo largo de todo el país han cuestionado la presencia del expresidente Donald Trump en las primarias del Partido Republicano. Por lo general, han alegado que el republicano debería estar descalificado según la Sección 3 de la 14ª Enmienda que, aprobada después de la Guerra Civil, prohíbe a los «insurrectos» contra la Constitución asumir cargos públicos.

Originalmente destinada a mantener fuera del poder a los confederados no reconstruidos, en 1872 el Congreso extendió la amnistía a la mayoría de los secesionistas excluidos del cargo por la enmienda de la Ley de Amnistía aprobada por el Senado. En 1898, durante la administración McKinley, se promulgó un proyecto de ley de amnistía final para los confederados.

Hasta ahora, en Michigan, Arizona y Colorado, los jueces han dictaminado que el presidente Trump puede permanecer en las papeletas. Un segundo fallo en Colorado, el 19 de diciembre por parte de la Corte Suprema del estado, anuló la decisión del tribunal inferior y, en una decisión de 4 a 3, permitió que Trump fuera eliminado de la boleta primaria del estado. La Corte Suprema de los Estados Unidos verá el caso y resolverá la cuestión.

¿Habrá otros candidatos demócratas además de Joe Biden?

Los habrá, aunque no serán primeras figuras de Washington ni de ámbito estatal. Marianne Williamson, el representante Dean Phillips (demócrata por Minnesota) y otros políticos trabajan para enfrentarse a Joe Biden en todos los estados.

En otros estados, sin embargo, el Partido Demócrata ha dejado a Williamson, a Phillips y a otros demócratas fuera de las primarias. El congresista está recurriendo esas maniobras en Florida, Tennessee y Carolina del Norte. Los demócratas en Florida han llegado incluso a cancelar las primarias en el estado para elegir a Joe Biden sin votación previa.

¿Qué hará finalmente Robert F. Kennedy Jr.?

El hijo de Robert Kennedy y sobrino de John se postula como candidato independiente después de haberse deslizado que concurriría a las primarias demócratas, lo que significa que no aparecerá en las papeletas de ninguno de los partidos.

RFK trabaja desde ya por aparecer de manera directa, sin partido, en las papeletas de las elecciones presidenciales de noviembre en cada estado.

¿Dónde se vota?

El lugar de votación en el proceso de primarias puede diferir del lugar de votación habitual (en presidenciales, estatales o locales). Por lo general, se puede encontrar la información en las webs de los partidos o de la Secretaría de Estado respectiva.

En el caso de que un elector no pueda asistir al sitio del caucus o al lugar de votación de las primarias, es posible que pueda participar mediante la votación anticipada en persona o por correo o emitiendo un voto en ausencia.

¿Es necesario estar registrado para votar en las primarias?

Generalmente sí, pero no en todos los casos. Illinois permite el registro de votantes el mismo día de las primarias, mientras que Dakota del Norte no exige el registro de votantes.

¿Es posible votar en las primarias en un estado y en las elecciones presidenciales en otro?

Es posible si alguien se muda en un punto intermedio entre las primarias en las elecciones, pero también depende de las reglas de los estados y de cuándo se produce el traslado.

Un caso habitual es el de los estudiantes universitarios con doble residencia estatal. Por ejemplo, si no se registran en el territorio donde radica su universidad hasta después de las primarias o caucus de su estado de origen.

¿Es posible votar en las primarias presidenciales republicanas y demócratas?

No está permitido. Cada elector sólo puede votar a un candidato (de un partido) en las primarias o caucus presidenciales y, según su estado, es posible que deba estar registrado como elector de uno de los partidos.

¿Pueden los demócratas votar en las primarias republicanas y viceversa?

En algunos estados es posible. Allá donde las primarias presidenciales son completamente abiertas, los electores no tienen que elegir un candidato del mismo partido en el que se registraron para votar. Eso significa, por ejemplo, que un votante demócrata registrado, independiente o no afiliado puede votar por un candidato republicano en las primarias.

Algunos estados celebran primarias cerradas, lo que limita al votante a elegir un candidato dentro del mismo partido bajo el cual está registrado para votar. Por supuesto, los miembros registrados de un partido en particular siempre pueden votar por un candidato de un partido diferente en las elecciones generales de noviembre.

¿Alguien registrado como independiente puede votar en las primarias presidenciales?

Depende del estado. Algunas primarias y caucus presidenciales son cerrados, lo que significa que se debe estar registrado en un partido en particular para votar. En otros, completamente abiertos, los votantes independientes no necesitan registrarse en un partido para participar en sus primarias o caucus.

¿Qué es una convención?

Las convenciones nacionales son los eventos en los que ambos partidos clausuran sus procesos de primarias y, tras una sucesión de discursos de los principales representantes, designan de manera oficial al candidato presidencial de su partido.

En las últimas décadas, ha habido candidatos que han acumulado suficientes delegados durante las primarias para que su estatus como nominado quedase claro mucho antes de la convención.

Sin embargo, antes de la adopción generalizada de las primarias presidenciales a finales de los años 1960 y principios de los 1970, las convenciones eran a menudo escenario de largas y prolongadas batallas entre diferentes facciones políticas.

La próxima Convención Nacional Republicana se llevará a cabo en Milwaukee en el mes de julio. La Convención Nacional Demócrata tendrá lugar unas semanas después, en agosto, al sur de Chicago.

¿Y una convención negociada?

Una convención negociada es aquella en la que un candidato no logra obtener la mayoría de los delegados durante la primera votación. El resultado abre la perspectiva de votaciones adicionales y, en el caso de la Convención Nacional Demócrata, de participación de superdelegados.

Las convenciones negociadas no eran infrecuentes antes de la era de las primarias masivas, pero la última vez que ocurrió fue en 1952, cuando tanto republicanos como demócratas realizaron múltiples votaciones para seleccionar como sus candidatos a Dwight D. Eisenhower y Adlai Stevenson II, respectivamente.

¿Qué es un delegado?

Los delegados son los enviados a la convención nacional de un partido político para elegir al candidato en nombre de los votantes participantes en las primarias. Algunos tienen que apoyar a candidatos concretos en función de los resultados de las elecciones primarias o del caucus en sus estados. Otros no están vinculados a candidatos específicos antes de la convención.

Dependiendo del estado, las primarias y los caucus republicanos pueden otorgar delegados proporcionalmente, mediante una fórmula en la que el ganador se lo lleva todo o mediante algún otro enfoque, que puede resultar complicado. Los umbrales mínimos y máximos de votación también entran en escena en muchos estados. En Texas, por ejemplo, los candidatos deben obtener al menos un 20% de los votos para obtener delegados, y si un candidato obtiene un 50% o más de los votos, se lleva todos los delegados del estado.

Los demócratas deben alcanzar un 15% para conseguir delegados, aunque dependiendo de la contienda puede aplicarse a un distrito del Congreso en lugar de al estado en su conjunto.

¿Y un superdelegado?

Son delegados que no están comprometidos con un candidato específico cuando llegan a la convención nacional de su partido. Los republicanos también los llaman delegados independientes.

Si bien los superdelegados históricamente han desempeñado un papel fundamental en el proceso de nominación presidencial demócrata, su apoyo abrumador a Hillary Clinton sobre Bernie Sanders en la Convención Demócrata de 2016 los convirtió en un punto de discordia en los últimos tiempos. Los delegados comprometidos también favorecieron a Clinton, aunque por un margen mucho más estrecho.

Aunque los demócratas han conservado los superdelegados hasta hoy, las reformas aprobadas en 2018 los han excluido de la primera votación. Ahora sólo entrarían en juego en caso de una convención negociada.

Del lado republicano, menos de un 5% de los delegados estarán libres en la convención nacional del Partido Republicano en Milwaukee.

¿Cuántos delegados necesita un candidato para obtener la designación?

Es necesario el apoyo de la mayoría de los delegados en la convención. Una vez más, un candidato suele obtener una gran mayoría antes del final de la temporada de primarias. Se estima que el candidato republicano ganador necesitará aproximadamente 1.215 delegados de un total de 2.429 delegados. Por su parte, el candidato demócrata necesitará 1.973 delegados en una primera votación.

Eso no cuenta a los delegados demócratas no comprometidos, que entrarían en juego en cualquier votación posterior. En total, se espera que haya un total de 4.691 delegados demócratas, mucho más que el total estimado de 2.429 delegados republicanos.

¿En qué consiste el supermartes?

El supermartes es siempre el día central de las primarias. Este año será el 5 de marzo, y lo más probable es que como siempre marque las campañas de ambos partidos, ya que son muchos los estados y territorios celebran elecciones ese día.

Lo normal será que varios candidatos queden fuera de juego a partir de entonces. En 2020, esa jornada elevó a Joe Biden. En 2016, Donald Trump ganó por un amplio margen el supermartes, en siete de 11 estados.

El próximo 5 de marzo se celebrarán numerosos actos electorales: las primarias de Alabama, caucus presidenciales republicanos de Alaska, caucus presidenciales de Samoa Americana, Arkansas, California, Colorado, voto por correo del caucus demócrata de Iowa, Maine, Massachusetts, Minnesota, Carolina del Norte, Oklahoma, Tennessee, Texas, Utah. Primarias presidenciales demócratas y asambleas electorales presidenciales republicanas en Vermont y Virginia.

¿Los caucus o las primarias pueden ser impugnados?

Sí. El Caucus Demócrata de Iowa en 2020, por ejemplo, fue notoriamente caótico, con resultados retrasados ​​​​durante días debido a que múltiples campañas cuestionaron los resultados en varios distritos electorales. Sanders superó a sus rivales en el voto popular, pero Pete Buttigieg salió adelante en delegados estatales.

¿Se pueden cancelar las primarias y los caucus?

Sí. Florida, por ejemplo, canceló sus primarias demócratas después de omitir todos los nombres excepto el de Joe Biden en su propuesta de votación. La situación no carece de precedentes en los dos partidos principales.

En 2020, varios estados cancelaron sus primarias o caucus republicanos durante la campaña de reelección del presidente Trump. Lo mismo ocurrió con varias primarias demócratas en 2012, cuando el entonces presidente Barack Obama buscaba la reelección.

¿Acabarán influyendo los juicios contra Trump?

Hasta ahora no, pero es difícil decirlo con seguridad. Los acontecimientos que se están desarrollando ahora no tienen precedentes en la historia de las contiendas presidenciales de los Estados Unidos. Trump ha resistido en su mayoría los intentos de eliminarle de las papeletas electorales de la temporada primaria basándose en la 14ª Enmienda.

Si hay algún fallo importante en sus juicios penales ante la Convención Nacional Republicana en julio, eso podría complicar las cosas, particularmente si los delegados republicanos no vinculados se organizan en su contra después de una temporada de primarias reñida o si otros delegados se rebelan contra él después de la primera votación en la convención.

¿Trump participará en algún debate?

Es de esperar que Trump se ausente de los debates entre los republicanos que aspiran a la designación como candidato a la Casa Blanca, al menos por ahora.

Después de las primarias hay programados tres debates presidenciales y un debate vicepresidencial, el primero el 16 de septiembre y el último el 9 de octubre. Entonces, si se confirman las previsiones y Trump es el candidato del Partido Republicano, participará contra su rival demócrata.

¿Quién obtendrá la nominación demócrata?

Joe Biden, el actual inquilino de la Casa Blanca, no parece estar seriamente amenazado por ninguno de sus rivales demócratas en las encuestas, particularmente después de que Kennedy pasase a postularse como candidato independiente y no como demócrata.

Si Biden no se presentase a las elecciones generales, se deberá a circunstancias inusuales pero no imposibles. Si, por ejemplo, una enfermedad o algún otro acontecimiento le lleva a retirarse en los próximos meses, podría celebrarse una convención demócrata negociada. En ese caso, Kamala Harris, Michelle Obama o el gobernador de California, Gavin Newsom, podrían dar un paso adelante.

¿Quién obtendrá la nominación republicana?

Donald Trump encabeza todas las encuestas. Si bien parece probable que gane las primarias, la oposición al expresidente dentro del partido y los intentos por vía judicial de hacer descarrilar su candidatura por vía legal son las únicas opciones —remotas— para que no vuelva a ser designado candidato.

La exembajadora antes las Naciones Unidas Nikki Haley y el gobernador de Florida, Ron DeSantis, compiten por el segundo lugar en importantes estados iniciales, seguidos por el empresario Vivek Ramaswamy.

¿Cuándo es probable que haya un candidato republicano designado?

La ventaja importante de Donald Trump sobre sus rivales supone que el apoyo podría cristalizar más temprano que tarde. En 2016, el entonces futuro presidente se convirtió en candidato de su partido a principios de mayo, después de ganar las primarias republicanas de Indiana y del posterior abandono de Ted Cruz, su principal rival en aquel momento.

Este año, el expresidente está muy por delante de sus competidores según todas las encuestas.

.
Fondo newsletter