'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Alternativa por Alemania, radiografía de la nueva fuerza que puede entrar en el Parlamento

Ha vuelto a ocurrir. Alternativa por Alemania continúa creciendo en los sondeos a tan sólo cuatro días de que se celebren las elecciones a la cancillería. El partido que a pesar de la multitud de descalificativos que recibe de parte de la penda alemana podría catalogarse, tanto por sus propuestas como por su ideología, dentro de la derecha alternativa ya ha conseguido la tercera posición en las encuestas.

La economista Alice Weidel y el periodista Alexander Gauland ya están llamado a las puertas de un Parlamento en el que, con toda probabilidad conseguirán un escaño el próximo domingo.  Es más, si tal y como adelantan los sondeos se convierten en la tercera fuerza electoral, también se erigirían como uno de los partidos principales de la oposición por delante de Liberales, Verdes y Partido de la Izquierda.

El camino no ha sido fácil desde que se creó en 2013 como una agrupación de periodistas, expertos y economistas dispuestos a poner en tela de juicio la política económica de la Unión Europea y opuestos a la moneda única. Consiguieron reivindicar su papel de forma definitiva una vez tras la crisis de refugiados al cuestionar la política de puertas abiertas impuesta por la canciller Angela Merkel. -principal promotora del conocido ‘Refugees Welcome’-, y del sistema de cuotas impuesto por Bruselas a todos los Estados miembro.

«La islamización de la sociedad alemana pone en peligro el Estado de derecho». Así se han referido este lunes en una rueda de prensa celebrada en Berlín los dos representantes del partido antes de hacer frente a la última semana de campaña electoral.

Una semana en la que pondrán todas sus fuerzas para conseguir un mayor porcentaje de voto y continuar así la trayectoria marcada en Europa por formaciones como el Frente Nacional en Francia, el FPÖ austríaco o el PVV holandés. Al igual que Marine Le Pen, Norbert Höfer o Geert Wilders, los candidatos abogan por cerrar las fronteras, por recuperar las competencias nacionales en materia de Defensa e Inmigración tras las injerencias de la Unión Europea o por poner fin al espacio de libre circulación Schengen, entre otras muchas iniciativas.

Es más, AfD propone expulsar a los extranjeros condenados, acabar con minaretes y cátedras de islam y rebajar la edad penal a los 12 años de edad tal y como ha señalado en su último mitin de campaña Weidel, en el que no dudó en acusar a Merkel y a sus políticas del aumento de la criminalidad en Alemania.

TEMAS |
+ en

Noticias de España

.
Fondo newsletter