«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Lo ha confirmado el comisario europeo de Medio Ambiente, Océanos y Pesca

Bruselas quiere acabar con la pesca de arrastre en las aguas protegidas de la UE antes de 2030

Sede de la Comisión Europea en Bruselas. Europa Press

La Comisión Europea ha presentado este martes su plan para eliminar gradualmente la pesca de arrastre de todas las zonas marinas protegidas de la Unión Europea para 2030, un objetivo que requiere, como paso intermedio, que los Estados miembro detallen las zonas en las que este método pueda dejar de usarse con medidas concretas para la gestión de al menos un 20% de sus zonas marinas, que deberán estar definidas para marzo de 2024.

Así lo ha confirmado en rueda de prensa el comisario europeo de Medio Ambiente, Océanos y Pesca, Virginijus Sinkevicius, quien ha explicado que estas acciones pretenden restaurar los ecosistemas marinos y reducir el impacto de las actividades pesqueras en el medio ambiente marino.

El plan pretende reducir el impacto de la pesca en los fondos marinos dada su importancia como puntos calientes de la biodiversidad marina de la UE, por lo que la Comisión pide a los Estados miembro que propongan recomendaciones conjuntas y adopten medidas nacionales para eliminar gradualmente la pesca de fondo móvil en todas las zonas protegidas, a más tardar, en 2030 y no permitirla en ninguna de nueva creación.

Las primeras medidas deberían tomarse ya en marzo de 2024 para los lugares Natura 2000 de la Directiva sobre hábitats que protegen los fondos marinos y las especies marinas. Este paquete de políticas marítimas incluye cuatro documentos: una evaluación de la Política Pesquera Común, una evaluación de la organización común de mercados de los productos de la pesca y la acuicultura, un Plan de Acción para proteger y restaurar los ecosistemas marinos para una pesca sostenible y resistente y una estrategia para la transición energética del sector pesquero de la UE.

De forma paralela a la adopción de medidas y presentación de recomendaciones, la Comisión espera que los Estados miembros preparen y publiquen sus planes en los que describan las medidas que tienen previsto adoptar para aplicar el plan de acción.

Esta planificación debe incluir, al menos, detalles sobre la identificación de las zonas en las que debe prohibirse la pesca de arrastre, teniendo en cuenta los compromisos de los países de crear nuevas zonas marinas protegidas para 2030, así como detalles sobre las flotas afectadas por las medidas en esas zonas.

Además, para mediados de 2023, los países de la UE deberán finalizar el límite para la extensión máxima admisible de lecho marino que puede perderse o verse afectado negativamente por la presión humana y tendrán que adoptar «sin demora» medidas nacionales o, en su caso, presentar recomendaciones conjuntas para aplicar estos umbrales.

Por su parte, la Comisión supervisar el progreso de las recomendaciones conjuntas en los grupos regionales de los Estados miembro y apoyará el desarrollo y la adopción de soluciones innovadoras destinadas a limitar los impactos de las actividades de pesca de fondo.

De este modo, la Unión Europea responde a los compromisos que asumió en el acuerdo alcanzado en la COP15 de Montreal sobre un nuevo marco mundial para la biodiversidad a partir, también, del compromiso de la Estrategia de Biodiversidad de la UE para 2030 de garantizar la protección jurídica de sus mares con la ampliación de las zonas marinas protegidas del 12% actual al 30%.

TEMAS |
+ en
.
Fondo newsletter