«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
EN UN ACTO ORGANIZADO POR LA DELEGACIÓN DE VOX

CEU-CEFAS denuncia en el Parlamento Europeo la huida de 180.000 españoles del País Vasco por el terrorismo etarra y la persecución separatista

El acto organizado por la delegación de VOX en el Parlamento Europeo. LGI

El Centro de Estudios, Formación y Análisis Social (CEU-CEFAS) ha presentado este martes en un acto organizado por la delegación de VOX en el Parlamento Europeo el informe El éxodo vasco y las huellas de la persecución ideológica. Los asistentes han guardado un minuto de silencio por la memoria de Gregorio Ordóñez, parlamentario vasco del PP y teniente de alcalde del Ayuntamiento de San Sebastián asesinado por la banda terrorista ETA hace ahora 29 años.

El eurodiputado de VOX Hermann Tertsch ha iniciado la presentación del informe, que pone de relieve las profundas cicatrices dejadas por décadas de terrorismo etarra y el nacionalismo excluyente en el País Vasco, y que incide en la importancia de preservar la memoria de las víctimas, hoy mancillada por aquellos que pactan con los herederos políticos de los terroristas.

La exlíder del PP vasco María San Gil, quien ha liderado la coordinación del informe, ha puesto énfasis en la estrategia de «socialización del terror» implementada por ETA, una táctica exitosa que llevó a la fractura social y a la huida de los vascos no nacionalistas. Y ha subrayado la importancia de transmitir la realidad histórica a las nuevas generaciones y honrar siempre la memoria de las víctimas. El eurodiputado popular Javier Zarzalejos, que ha participado en el evento, ha denunciado que ETA logró una «limpieza política» en el País Vasco y ha aseverado que el problema es «la rentabilización del terror».

Por su parte, el jefe de la delegación de VOX en el Parlamento Europeo, Jorge Buxadé, ha insistido en «la traición a las víctimas y la amenaza a la democracia española» que supone la integración de exmiembros de ETA en la política actual. Y el director ejecutivo del CEFAS), Fernando Nistal, ha criticado el blanqueamiento a ETA y a Bildu, incidiendo en la «anomalía democrática» que supone la continuidad del apoyo social a ETA, incluso después de su disolución. «Necesitamos un futuro basado en valores cristianos y democráticos», ha agregado.

El informe arroja luz sobre las estadísticas alarmantes: entre 1977 y 2022 el País Vasco experimento una disminución de aproximadamente el 9% de su población nativa, lo que equivale a una pérdida de 180.000 ciudadanos españoles que huyeron del País Vasco porque estaban amenazados, eran extorsionados o simplemente estaban hartos de una sociedad silente y cómplice con los pistoleros. La cifra no incluye el impacto adicional en términos de natalidad y el éxodo de las generaciones futuras.

+ en
.
Fondo newsletter