«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
ANTE SU LLEGADA AL GOBIERNO DE POLONIA

El partido polaco Ley y Justicia denuncia que Donald Tusk es «un agente alemán»

Donald Tusk. Europa Press

Están todos cortados por el mismo patrón. Donald Tusk, el político polaco que ha logrado hacerse con el poder muñendo una coalición de retazos, no puede llegar al poder con un mensaje conciliador o moderado, no: tiene que decir que con él llega la luz, la verdad y la vida. Como con Sánchez, fuera de lo que Tusk representa sólo hay oscuridad, llanto y rechinar de dientes.

«No es sólo una victoria para mí, sino para todos aquellos que durante estos largos años han creído que se avecinan tiempos mejores, que superaremos la oscuridad», dijo en el Sejm el exeurócrata Tusk tras lograr poner fin a ocho años de Gobierno conservador en Polonia extraordinariamente fructíferos.

En una sesión de votación crucial a última hora de la tarde del lunes, el líder de la Plataforma Cívica (PO) obtuvo el respaldo de 248 parlamentarios frente a 201 y ninguna abstención. La decisión se tomó después de que el Gobierno de Mateusz Morawiecki perdiera un voto de confianza parlamentario ese mismo día.

Para Bruselas es un balón de oxígeno, agobiada por la creciente oposición desde los estados a su agenda globalitaria. La «caída» de Polonia representa un enorme alivio tras años de enfrentamiento a cara de perro, pero sobre todo que el ganador sea tan uno de ellos, bregado a las instituciones transnacionales y a quien sus detractores acusan de tener la intención de liquidar la soberanía nacional, la cultura y los valores tradicionales de Polonia .

«Gracias, Polonia. Este es un día maravilloso, no para mí, sino para todos aquellos que han creído profundamente durante estos años que las cosas mejorarán aún más», dijo Tusk. «A partir de mañana podremos corregir los errores para que todos, sin excepción, puedan sentirse como en casa», prometió, y precisó que su alianza a tres bandas (una coalición que abarca desde la izquierda hasta los populares) que surgió con un mandato claro en las elecciones de octubre «arreglaría todo a la vez».

Dado que fue presidente del Consejo Europeo de 2014 a 2019, tras su primer período como primer ministro de Polonia de 2007 a 2014, se espera que mejore enormemente las relaciones de Varsovia con los líderes de la UE en Bruselas.

Los rivales políticos y enemigos de Ley y Justicia (PiS) han acusado durante mucho tiempo al partido durante su mandato de erosionar la independencia judicial y llevar a cabo una campaña de propaganda contra los inmigrantes y las minorías sexuales. Sin embargo, PiS dijo que ha trazado un camino de progreso independiente y soberano que pone a los polacos en primer lugar y frustra la interferencia extranjera.

Los detractores culpan a los años de Gobierno del PiS de que la Unión Europea haya congelado decenas de miles de millones de euros de fondos de la UE por cuestiones del llamado Estado de derecho. Tusk ha prometido que los fondos volverán a fluir.

Pero Jarosław Kaczyński, presidente del PiS, no fue menos contundente al responder al discurso de Tusk, en el que se lamentaba de las acusaciones de nulo patriotismo. «No sé quiénes fueron tus abuelos, pero sé una cosa: tú eres un agente alemán. Simplemente un agente alemán«. Esta acusación llevó a los diputados del PiS a corear «¡a Berlín!» contra Tusk, poco después de haber cantado el himno nacional polaco.

TEMAS |
+ en
.
Fondo newsletter