«Ser es defenderse», Ramiro de Maeztu
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Enfado generalizado por un vídeo sobre inmigración de la Unión Europea

Imagen de Cecilia Wikstrom, de la Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior de la UE | UE

El canal del Parlamento Europeo difunde un vídeo sobre el proceso de integración de los inmigrantes. Horas después centenares de comentarios evidencian que el mensaje no ha calado demasiado bien…

«La UE va a necesitar de la inmigración para salir adelante. Descubre por qué es clave la integración de refugiados y qué podemos hacer ⇊». Es el mensaje difundido junto con un vídeo desde el canal español del Parlamento Europeo en Twitter.

Y este que sigue es el vídeo en cuestión:

Subido a la red social a las dos de la mañana, 16 horas después el vídeo acumulaba 150 retuits, 129 ‘me gustas’ y… aquí viene la noticia, más de 250 comentarios (a las 18.15 horas). Un comentario crítico, dos, tres… Seguimos leyendo. Veinte, treinta, ochenta, ciento diez…. La inmensa mayoría -casi la totalidad, en realidad- revela un importante enfado de los internautas con el mensaje expresado en el spot europeísta.

Un spot que difunde la vida en Europa de varios inmigrantes del norte de África instalados en países como Alemania, Francia o Italia, y en el que la responsable de la Comisión de Interior, la sueca Cecilia Wikström, se refiere a la llegada de refugiados como un fenómeno necesario para el mantenimiento del estado de bienestar de la vieja Europa.

Apelando a la cuestión económica -y tras subrayar la crisis de natalidad que vive la Unión- repasa la vida en Alemania, Francia o Italia de personas llegadas a través del Mediterráneo.

La reacción

Y llega, entonces, la reacción. En una Europa que ha hecho frente a la llegada de más de un millón de refugiados de países árabes; en una Europa que atraviesa una grave crisis económica que ha mermado la capacidad adquisitiva de la clase media; en una Europa que se enfrenta al fenómeno del terrorismo islamista -con atentados perpetrados en buena medida por falsos refugiados-… el mensaje del Parlamento no cala demasiado bien.

“Europa tenía una comunidad moral. Ahora no. Las consecuencias, imprevisibles pero me temo que malas, lean a Descartes y de ahora a Haidt”, señala un internauta.

“Y así es como se acaba con el poco europeísmo que me quedaba… Envidia de Brexit”, dice otro.

Un tercer comentario analiza la que, a su juicio, es una mentira de la UE: “Es una mentira que cae por la base: son gente que no ha cotizado nunca y se llevan todas las ayudas. Y lo peor, traen una cultura liberticida”.

Y es esa cuestión de la adaptación de los musulmanes la que parece preocupar más a quienes comentan el vídeo del Parlamento: «Los musulmanes que vienen no se adaptan. Son de una cultura incompatible con nosotros. Vienen a chupar. Pero el buenismo no se entera”. «En la próximas europeas, boicot total. Referéndum popular para salir del Parlamento Europeo , que no nos representa”.  “Más falsos no podéis ser. Sacad lo real, las familias europeas asesinadas por culpa de la política UE, las chicas violadas por musulmanes, etc”… Mensajes duros que inciden, también, en la escasas ayudas a la natalidad existentes en Europa.

Empleos precarios, sueldos bajos, dificultades de acceso a la vivienda… ¿Por qué -se preguntan los tuiteros- no favorecer la natalidad de quienes ya viven en Europa? Y más preguntas: si la llegada de más de un millón de refugiados responde, como ha explicado la UE, a las guerras que asolan países como Siria o Irak, ¿por qué no ayudar a la reconstrucción de estos países para que sus habitantes puedan volver? Vean:

“No tenéis vergüenza, sois una banda de psicópatas. ¿Queréis subir la demografía ? ¡Ayudad a vuestros ciudadanos a tener hijos y trabajo!”. “Lo que hace falta es un plan europeo de fomento de la natalidad (como en Polonia), no sustituir a los europeos  por africanos y asiáticos”. “Se necesita ser desgraciado. Destruyen el mercado laboral, revientan la natalidad autóctona y luego dicen que los cobrapagas son la solución”. “Cada vez tengo más claro que hay que salir de la UE cómo hizo UK. No hay natalidad porque la pasta os la fundís en los de fuera”.

Mano de obra barata

La estrategia de la Unión Europea es, para quienes han respondido al vídeo difundido, una forma inmoral  de conseguir mano de obra barata y, en realidad, esclavizar a esos refugiados:

“Queréis más mano de obra barata, eh?”. “Cómo esclavizar la clase obrera y crear mano de obra barata para sus amigos los poderosos. Vaya pu** vergüenza de Europa”.  “Mano de obra barata, empobrecer sus países para que se vean obligados a emigrar y tener esclavos y generar una precariedad laboral”… “No tenéis vergüenza. Lo que se necesita es fomentar la natalidad, no una invasión y sustitución. Pero eso no os beneficia». “Eso, mano de obra barata, fábricas de cuchillos y de burkas. Alpargatas y miseria». “Qué poca vergüenza.Lo que queréis en pocas palabras son esclavos, los jodé** a ellos y nos jod**s a nosotros.La gente se está dando cuenta”…

Una brecha social

Mensajes ciudadanos que, es cierto, reflejan sólo el sentir de sus autores pero que llegan en un momento de evidente brecha social entre las políticas de la Unión Europea en materia de inmigración y la aceptación de las mismas.

No en vano, países como Hungría, Austria o Polonia han dado la voz de alarma ante lo que consideran una sustitución poblacional imposible por los problemas de adaptación que genera el choque de culturas (islámica y occidental).

Otros, como Italia, han declarado la necesidad de frenar la inmigración masiva al ver la capacidad de acogida de sus países desbordada y, por último, dirigentes políticos como Angela Merkel han reconocido -aunque no de cara al público- arrepentirse de la política del welcome refugees y del efecto llamada por ella generado.

El mensaje de la UE

Y, aparentemente ajena a este debate, la Unión Europea insiste en el papel de sus instituciones para ayudar en la integración de los refugiados. «Programas como el Fondo Social Europeo (FSE) y el Fondo Europeo de Desarrollo Regional ofrecen apoyo financiero a los Estados miembros en sus esfuerzos por integrar a los migrantes.

En abril de 2016 -recuerda la Unión- el Parlamento aprobó una resolución en la que subrayaba la importancia de la integración de los refugiados mediante programas que ofrecían alojamiento, alfabetización y cursos de idiomas, diálogo intercultural y formación profesional.

En una resolución aprobada en julio de 2016, el Parlamento pide a la UE que adopte medidas y garantice que los refugiados se integren rápida y plenamente en el mercado de trabajo y en la sociedad.

Un proyecto de informe aprobado por la Comisión de Libertades Civiles del Parlamento Europeo en abril de 2017 establece que los solicitantes de asilo deberían poder trabajar en la UE a más tardar dos meses después de solicitar asilo. Los eurodiputados también insisten en que los solicitantes de protección internacional también tienen acceso a cursos de idiomas desde el momento en que se presenta su solicitud de asilo.

El debate está en la calle.

 

Alguna publicidad valiente y la ayuda desinteresada de muchos lectores como tú han hecho posible esta noticia. Conoces nuestra línea editorial, a contracorriente de la ideología dominante y desacomplejadamente comprometida con la dignidad humana, la unidad de España y la identidad de Europa. No es fácil ni es barato sostener un medio de comunicación que beba de estos postulados, siempre contra los más poderosos. Por eso te pedimos que nos ayudes con una aportación, que formes parte de nuestro proyecto, que ayudes a que sigamos incordiando al Poder. Puedes hacerlo de varias maneras, infórmate aquí.

TEMAS |
+ en
.
Fondo newsletter