«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Llegan a pagar hasta 10.000 euros para llegar a Italia

Miles de inmigrantes ilegales de origen bangladesí celebran la llegada de Open Arms al Mediterráneo Central

Open Arms. Europa Press

Miles de inmigrantes ilegales de origen bangladesí celebran la llegada de Open Arms esta semana al Mediterráneo Central en grupos de Facebook donde interactúan traficantes y potenciales interesados en llegar a territorio europeo. Lo hacen alertando de todos los movimientos de la ONG fundada por Òscar Camps, que además se verá reforzada por otras organizaciones operadas por Médicos Sin Fronteras.

Los hechos se han sucedido durante esta semana, tras el anuncio de Open Arms en sus redes sociales, en el que aseguraban que el buque de la organización zarpaba «del puerto de Barcelona rumbo al Mediterráneo Central». A las pocas horas de comunicarse las intenciones de la ONG catalana, cientos de inmigrantes ilegales congregados en grupos de Facebook comenzaron a compartir los movimientos del buque, despertando un gran interés entre todos los integrantes de estas comunidades digitales donde conviven inmigrantes ilegales y traficantes que desarrollan sus actividades en territorio libio.

Publicaciones recientes en grupos de inmigrantes y traficantes de origen bangladesí – Fuente: Facebook – Elaboración: Rubén Pulido

Una de las páginas consultadas por este medio llega a congregar a más de 17.000 miembros y otra, que difunde las mismas publicaciones que la primera, agrupa a más 3.500, entre inmigrantes ilegales y traficantes que utilizan este tipo de medios para postear sus anuncios ante la proximidad de las ONG a costas libias, donde se lleva a cabo el mayor índice de actividad por parte de las mafias de la inmigración ilegal.

Más de 27.000 bangladesíes en los últimos dos años

Según las últimas estadísticas del Ministerio del Interior italiano, en lo que va de año ya han sido más de 12.000 inmigrantes ilegales de origen bangladesí los que han llegado a territorio italiano partiendo desde costas libias y tunecinas.

Durante el año pasado, según las mismas fuentes del Departamento de Seguridad Publica del Ministerio del Interior, llegaron casi 15.000 (14.982) inmigrantes ilegales de nacionalidad bangladesí. En tan sólo dos años, más de 27.000 bangladesíes se han servido de las rutas de la inmigración ilegal del Mediterráneo Central para llegar a Italia.

Acorde a la información facilitada a este medio por parte de FRONTEX, del total de los inmigrantes ilegales procedentes de Bangladés que llegan a Italia, más del 80% lo han hecho trasladados por organizaciones humanitarias como Open Arms, de ahí que la mayor parte de las comunidades en redes sociales que promueven la inmigración ilegal entre bangladesíes, recurran como mejor herramienta de publicidad a las ONG que operan frente a costas libias y tunecinas.

10.000 euros para llegar ilegalmente desde Bangladés a Europa

Numerosos investigadores locales han tratado de encontrar en los últimos años una explicación a dicha tendencia. En febrero de 2020, los periodistas alemanes Alfred Hackensberger y Thorsten Jungholt revelaron en una investigación publicada en el conocido digital alemán WELT que estos inmigrantes ilegales pagaban hasta 10.000 euros por un viaje con destino a Europa. El paquete incluía el vuelo a Trípoli, el transporte al mar y la travesía asegurada hasta Italia.

Según esta investigación, los bangladesíes llegaban en avión a Libia desde El Cairo (Egipto), Dubái o Turquía. Previamente la embajada libia en Dhaka (Bangladés) expedía los visados a cambio de 1.500 dólares de soborno, para que los inmigrantes ilegales pudiesen completar el trayecto hasta los aeropuertos de salida y garantizar la entrada en Libia sin incidencias. Una vez llegados a Libia, éstos contactan con traficantes del país para programar las incursiones marítimas con destino a territorio italiano.

Fuentes de FRONTEX han revelado a La Gaceta de la Iberosfera la constatada conexión entre las mafias bangladesíes y libias. En este sentido, reconocen que «hay una relación indudable entre ambas organizaciones» y un intercambio de información constante para garantizar el éxito de estas operaciones criminales oxigenadas por organizaciones humanitarias como Open Arms en la zona del Mediterráneo Central.

+ en
.
Fondo newsletter