PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

‘Apagón España’, el movimiento ciudadano contra el atraco de la luz al que ya se han unido 30.000 españoles

ENTREVISTA A MIGUEL PASTRANA, EL COMERCIANTE DE SEVILLA QUE LUCHA CONTRA LAS ELÉCTRICAS

El precio de la luz continúa su escalada histórica -este lunes superó los 227 euros el megavatio hora en su quinto precio más alto de la serie histórica- y no da tregua a los españoles, especialmente a aquellos, muchos, que, además de pagar las facturas de sus viviendas, tienen que hacer frente a las de sus pequeñas empresas o comercios.

La desorbitada factura de la luz del pasado mes de junio, 180 euros más cara que la del mismo mes de 2020, empujó a Miguel Pastrana, un vecino de Carmona (Sevilla) y dueño de una tienda de alimentación, a decir: «basta». Esa misma semana creó ‘Apagón Carmona’, un grupo de Facebook contra el atraco de la luz al que, tres meses después de su creación, se han unido casi 30.000 españoles.

El proceder del grupo -rebautizado como ‘Apagón España‘ debido a su alcance nacional, no solo en Carmona sino en provincias de todo el país- es muy sencillo: bajar el diferencial de la luz durante un tiempo determinado a una hora en concreto, todos los días, para «hacer daño a las eléctricas». «Lo que queremos es que se nos escuche», cuenta el impulsor de la iniciativa que explica que el desorbitado precio de las últimas facturas de la luz que han llegado de su negocio le han hecho plantearse si continuar. «Se me ha duplicado la factura, 400, 500 euros de luz… al final es como si trabajaras para ellos y la luz no es un producto de lujo, es una necesidad», lamenta.

Pastrana transmite a diario un directo en Facebook sobre el apagón que hace en su tienda y cada vez son más los ciudadanos que han decidido unirse a su gesto para expresar su malestar. «Yo estoy cinco minutos, de ocho a las ocho y cinco de la tarde, porque tengo que atender la tienda, pero hay gente que está veinte minutos o más. Todavía somos pocos pero, si llegamos a ser 400.000 personas, conseguiremos que nos escuchen. Necesitamos ayuda, cada día somos más los afectados».

Pese a que ‘Apagón España’ lleva activo desde verano, ninguna eléctrica o institución se ha puesto en contacto con este comerciante sevillano para ofrecerle alternativas. «Solo me han llamado las comercializadoras», explica en referencia a las llamadas que las compañías de electricidad hacen a los usuarios para firmar o modificar contratos y que suelen recibirse a la hora de la siesta.

«Para un pequeño comercio es muy difícil: con la luz, los autónomos… es imposible llegar a final de mes. Yo trabajo siete días a la semana, doce horas al día. Al final te planteas: ¿cierro o dejo abierto? Yo no estoy dispuesto a trabajar para ellos», señala.

Sobre el silencio de los sindicatos tradicionales -CC.OO y UGT- y de algunos medios de comunicación que guardan silencio con esta subida histórica mientras que, cuando no existía un Gobierno socialista, ponían el grito en el cielo, Pastrana insiste en que su movimiento es apolítico, pero señala a las puertas giratorias como las culpables del excesivo precio. «No nos ayuda nadie, los políticos están callados, hay cadenas de televisión a las que hemos llamado y ni siquiera nos han escuchado porque no les interesa. Son las puertas giratorias las que hacen que, al final, seamos nosotros, los usuarios, los que pagamos el precio».

Pastrana afirma que seguirán con los apagones el tiempo que sea necesario y explica que el lema que abanderan -‘Me sumo y no consumo’- detalla que, cuantas más personas se unan, más minutos tendrán el diferencial de sus negocios y domicilios bajados. «Los políticos no ponen la lavadora a las doce de la noche. De hecho, ellos tienen quienes se las pongan. Mi madre, mi abuela no tienen esa suerte», concluye.

Deja una respuesta