«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
ORDENADA POR EL JUEZ ALEXANDRE DE MORAES

Persecución a Bolsonaro: allanan su vivienda por supuestas «irregularidades» en cartillas de vacunación

Jair Bolsonaro. PRESIDENCIA DE BRASIL/ALAN SANTOS

El expresidente Jair Bolsonaro es uno de los objetivos de la Operación Verité, lanzada por la Policía Federal para investigar un presunto fraude en la inserción de datos falsos en el sistema de vacunación Covid-19 del Ministerio de Salud.

Entre las medidas autorizadas por el ministro Alexandre de Moraes, del Supremo Tribunal Federal, estuvo la incautación del pasaporte de Bolsonaro y el allanamiento y decomiso de armas, municiones, computadoras, tabletas, celulares y otros dispositivos electrónicos en el domicilio del expresidente y otros investigados. El Portal Metropoles indicó que, aunque de Moraes solicitó la incautación del pasaporte, la Policía Federal finalmente le permitió al expresidente conservar el documento.

La Policía afirma que el certificado de vacunación de Bolsonaro fue emitido en una computadora de la Presidencia de la República, registrado en el Palacio del Planalto, y es «ideológicamente falso». El exasistente de Bolsonaro, Mauro Cid, detenido en la operación, habría emitido el comprobante y manejado la cuenta del expresidente en la aplicación ConectaSUS.

La viceprocuradora general de la República (PGR), Lindôra Araújo, ya se había mostrado en contra del allanamiento e incautación en la vivienda del expresidente Jair Bolsonaro. Esto se hizo saber el pasado 21 de abril, cuando la funcionaria le envió una comunicación al ministro Alexandre de Moraes. El magistrado ignoró la recomendación y siguió adelante con el procedimiento.

En ese sentido Araújo afirmó: «Los elementos de información incorporados al expediente no sirven como prueba mínimamente consistente para vincular al expresidente de la República Jair Messias Bolsonaro y a su esposa, Michelle Bolsonaro, a los presuntos hechos ilícitos descritos en la representación de la Fiscalía Federal. Policía (PF), ya sea como coautores o como participantes».

La defensa de Bolsonaro niega las acusaciones y afirma que nunca fue vacunado. La operación también se saldó con la detención de otras seis personas y el allanamiento e incautación de varios domicilios.

Bolsonaro afirmó que: «Nunca dije que estaba vacunado, y no quería porque leí el folleto de Pfizer». También dijo que su hija Laura, de 12 años, no se vacunó y que Michele Bolsonaro se vacunó en Estados Unidos.

Esta operación tuvo lugar poco después de la gran derrota del Gobierno de Lula en llevar adelante un proyecto de ley de Censura. Ahora bien, si algo ha quedado en claro luego de esta actuación es que el juez Alexandre de Moraes busca mantener su perfil de enemigo acérrimo del expresidente Bolsonaro.

.
Fondo newsletter