«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Aliado de VOX en la política lusa

CHEGA celebra su convención con la certeza de que su fuerza en las elecciones de marzo puede ser clave para un cambio en Portugal

El presidente de CHEGA!, André Ventura. Facebook CHEGA!

Los ciudadanos de Portugal tienen una nueva cita con las urnas el próximo mes de marzo. Los resultados de las elecciones de enero de 2022 condenaron al país vecino a un Gobierno del Partido Socialista (PS) liderado por António Costa. Si bien el número de votos recibidos resultó inferior al que pronosticaban las encuestas, su desempeño electoral fue estable y el PS logró superar la mayoría absoluta en la Asamblea de la República —logró 120 escaños de 230—.

Sin embargo, tras varios escándalos en el seno de la formación, la dimisión de hasta 13 altos cargos, el registro de la residencia oficial del primer ministro, su imputación como sospechoso en un caso de corrupción y el arresto de su jefe de gabinete, Costa presentó su dimisión y adelantó que no se presentaría a la reelección. El presidente, Marcelo Rebelo de Sousa (PSD), desoyó la propuesta de los socialistas de formar un nuevo Ejecutivo y prefirió convocar elecciones anticipadas como la oposición exigía. 

Los escándalos del Partido Socialista y la inestabilidad del Gobierno de Costa se han visto reflejados en las encuestas. Si en enero de 2022 —momento de las elecciones parlamentarias— su apoyo se situaba casi en el 40%, en diciembre éste se mantenía por debajo del 30%, aunque seguía siendo superior a la intención de voto del principal partido de la oposición, el Partido Social Demócrata (PSD). Y es que parece que el PSD no logra levantar cabeza. Tras la dimisión de su líder, Rui Rio, tras las elecciones de enero de 2022, durante los últimos años el partido se ha estancado entre el 25 y el 30% de intención de voto y no sólo no ha sabido sacar rédito del descalabro de los socialistas, sino que presenta una tendencia a la baja.

Por el contrario, el partido conservador CHEGA, aliado de VOX, ha visto sus apoyos populares aumentar desde el 6% de enero de 2022 hasta el actual 16-17%. Según los sondeos, la formación liderada por André Ventura —quien participó en la primera edición del festival de VOX, VIVA, en 2021— cosecharía los mejores resultados de su corta historia. El rendimiento de CHEGA destaca, especialmente, entre los jóvenes portugueses. Atendiendo a este sector demográfico, los de Ventura lograrían el voto de uno de cada cuatro votantes de entre 18 y 34 años, superando en esa franja de edad tanto al Partido Socialista como al Partido Social Demócrata.

CHEGA, que actualmente cuenta con 12 diputados en la Asamblea de la República, apunta según las encuestas a alcanzar los 43 escaños en la cámara (16,3%). El PSD lograría en torno a 70 diputados —perdería unos siete escaños— y el PS, unos 95 —bajaría unos 25 diputados—: los socialistas serían primera fuerza, pero no podrían gobernar en solitario al no alcanzar la mayoría requerida. Aún a pesar del descalabro, de acuerdo con las últimas encuestas, la izquierda sumaría más unida que una posible alianza entre el PSD y CHEGA y la tendencia apunta a que el PS seguirá mejorando sus resultados, tras un repunte entre diciembre y enero. 

La formación de Ventura obtendría sus mejores resultados en la mitad sur del país, donde sería segunda fuerza tras el Partido Socialista, superando al PSD —en Faro lograría hasta el 28% del voto y en Portalegre, hasta el 27%—. CHEGA también obtendría buenos resultados en el voto exterior en Europa (un escaño de dos). En las últimas encuestas, el apoyo al partido se ha situado entre el 16,3% (enero de 2024) y el 17,2% (diciembre de 2023). 

Hace apenas unos días, Ventura anunció su candidatura a la presidencia del partido «con un objetivo ambicioso y difícil, pero claro: ganar las elecciones legislativas de 2024«. Busca así «crear, alternativamente, una mayoría de derechas en el espectro parlamentario». El líder conservador también aseguró que pretende impulsar la implantación del partido a nivel territorial por todo el país asegurando su presencia en los organismos municipales y locales. La convención del partido, durante la que se elegirá al nuevo presidente, comienza este viernes y concluirá el domingo. 

Ventura quiere convertir CHEGA en «una alternativa a la bipolarización del PS y el PSD», y aseguró que presentará un programa «ambicioso y completo». El partido que lidera, de hecho, presenta un voto de marcado corte transversal, semejante al que VOX, aliado ideológico, ha cosechado en España. Ambos partidos también se desempeñan por encima de la media entre los votantes más jóvenes: en el caso portugués, el 25,4% de los menores de 34 años se decantaría por su papeleta. 

Y los paralelismos entre estas dos formaciones de naciones vecinas no terminan ahí: CHEGA!, resultado de una escisión del PSD en 2019, busca también terminar con la oligarquía política, el reparto partidista del poder judicial y de los medios, la extorsión fiscal a los ciudadanos y la inmigración ilegal masiva. 

La receta de la formación de Ventura contempla simplificar los trámites burocráticos para facilitar el emprendimiento, fortalecer las fronteras portuguesas y europeas, defender la vida desde su concepción hasta su muerte natural y restablecer la libertad educativa —entre otras medidas—, al mismo tiempo que reivindica la historia portuguesa, el papel de la Iglesia católica en su cultura y la importancia de los valores occidentales. En definitiva, liberar al ciudadano de un Estado elefantiásico, de las ataduras del pensamiento woke y de la asfixia fiscal. 

El partido se autodefine como nacional, conservador y liberal y personalista, y entiende a la persona como centro de acción política y del país, y no al Estado, que sería un medio para procurar la felicidad del ciudadano. Así, promueve una menor intervención estatal en la vida de los portugueses y un refuerzo del Estado en los sectores más abandonados: la sanidad, la seguridad y el control fronterizo, entre otros. 

Durante su intervención en el festival VIVA 21, organizado por VOX en octubre de 2021, Ventura advirtió de la existencia de una «amenaza real sobre nuestras sociedades» y llamó a la unión de los ciudadanos de Portugal, España, Italia, Brasil o Grecia ante la izquierda radical y el separatismo. En ese mismo discurso, acusó al socialismo de destruir la economía, «pero también nuestras tradiciones»: «Quieren acabar con todo, con las instituciones, porque no les gustan nuestros países».

Ante esta amenaza, Ventura animó a los ciudadanos a «luchar con todo lo que tenemos y podemos contra esta terrible amenaza en nuestros pueblos: los que quieren acabar con la familia, la familia como la conocemos; los que quieren traer el marxismo cultural para la educación y para nuestras escuelas; los que quieren destruir a nuestra juventud y darle todo lo que no es el amor al país y el amor a la patria; todo eso es (contra) lo que tenemos que luchar».

El líder de CHEGA, quien en 2021 firmó la Carta de Madrid promovida por la Fundación Disenso, concluyó su intervención en VIVA 21 reafirmando su convencimiento de que «nosotros estamos en el camino cierto; nosotros tenemos la historia en nuestra parte; nosotros estamos haciendo lo que nuestros padres y abuelos querían, si estuvieran aquí muchos de ellos, que hiciéramos: luchar por nuestras naciones, amar a nuestras naciones, amar a nuestras instituciones y, juntos, hacer un país y una Europa mucho mejores». Antes de estas palabras, Santiago Abascal participó en el cierre de campaña de CHEGA en Lisboa, tras ser invitado por André Ventura, a las puertas de las elecciones municipales de septiembre de 2021. En su intervención, el presidente de VOX recordó las similitudes y los lazos centenarios entre ambas naciones hermanas y llamó a «apartar nuestras diferencias partidistas y sumar esfuerzos» ante los peligros del totalitarismo de la extrema izquierda.

.
Fondo newsletter