«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
explica que «la droga que sale de Ecuador termina en Estados Unidos o Europa»

El presidente de Ecuador descarta legalizar el consumo de drogas como solución para poner fin a la violencia

El presidente de Ecuador, Daniel Noboa. Europa Press.

El presidente de Ecuador, Daniel Noboa, ha descartado la posibilidad de legalizar el consumo de drogas como medida para combatir el narcotráfico y la espiral de violencia en la que se ha visto sumido recientemente el país, una situación que el propio mandatario ha calificado como un «conflicto interno».

Así, ha destacado que «la guerra contra el terrorismo y el crimen organizado es la principal misión del Gobierno». Noboa ha afirmado, además, que existe la necesidad de «reforzar el sistema de salud y los servicios sociales para «crear oportunidades para mejorar la calidad de vida» de los ciudadanos.

Además, ha reconocido que las pandillas tienen una estructura que incluye «armamento y financiación», por lo que «difunden miedo entre la población y se hacen con el control de las cárceles».

No obstante, ha dicho «confiar» en que se hará con la victoria y «restaurará la paz y la estabilidad» en Ecuador. En este sentido, ha destacado la puesta en libertad de funcionarios de varias cárceles y la detención de los cabecillas de algunos grupos, al tiempo que ha hecho hincapié en que el apoyo internacional es «clave» para luchar contra el narcotráfico.

El presidente ha recordado que es «inconstitucional» abrir bases extranjeras, pero ha manifestado que sí se puede contar con la colaboración de países como Estados Unidos a la hora de obtener «equipamiento y entrenamiento».

«Es importante que se entienda que este es un problema global. La droga que sale de Ecuador termina en Estados Unidos o Europa. Por eso necesitamos ayuda de los países que son destinos de estas sustancias», ha apuntado.

Sobre la situación en las cárceles, Noboa indicó que es necesaria «una permanente presencia de los militares en las cárceles». «Tenemos que tener control interno que se había perdido en los últimos años», ha sostenido antes de añadir que ya se ha puesto en marcha una reestructuración del Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de la Libertad y a Adolescentes Infractores (Snai).

.
Fondo newsletter