«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
A TRAVÉS DE UNA SENTENCIA DEL SUPREMO

El régimen chavista ratifica la inhabilitación política de María Corina Machado y le impide participar en elecciones

La líder opositora venezolana María Corina Machado. Twitter

El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) —controlado por el chavismo— ratificó el viernes la inhabilitación política para ejercer cargos públicos a la líder de la oposición de Venezuela, María Corina Machado, quedando impedida para presentar candidaturas a puestos de elección popular por 15 años.

Machado acudió a mediados de diciembre a la sede del TSJ para apelar dicha inhabilitación, impuesta originalmente a la dirigente opositora en 2015. Sin embargo, el organismo judicial ha decidido esta semana que su solicitud «no cumple con los requerimientos establecidos y exigidos en el Acuerdo de Barbados firmado el 17 de octubre de 2023».

Una negociación que no ha llegado a ninguna parte

En octubre pasado la oposición venezolana -contando con la mediación de la Administración Biden- llegó a acuerdos preliminares con representantes del chavismo en la isla de Barbados. Allí ambas partes se comprometieron a trabajar en la creación de condiciones aceptables para la realización de una elección presidencial a lo largo de 2024.

Estos pactos, que en su momento fueron aplaudidos por Washington, llevaron a la Casa Blanca a desmontar parcialmente sanciones económicas impuestas al régimen de Maduro en años previos. Posteriormente, Biden y Maduro incluso llegaron a un acuerdo para canjear a una decena de rehenes estadounidenses que estaban presos en Caracas y la excarcelación de cerca de 20 presos políticos venezolanos.

A cambio la dictadura logró que su principal testaferro, el colombiano Alex Saab, fuese sacado de una prisión en los Estados Unidos y enviado a Caracas, donde Maduro lo recibió con honores y lo nombró recientemente como presidente del Centro Internacional de Inversión Productiva de Venezuela.

La sentencia publicada por el TSJ chavista argumenta que la líder opositora estuvo incursa en «la trama de corrupción orquestada por el usurpador Juan G. Antonio Guaidó, que propició el bloqueo criminal a la República Bolivariana de Venezuela, así como también, el despojo descarado de las empresas y riquezas del pueblo venezolano en el extranjero».

El camino de espinas para la oposición

Machado se impuso en octubre de 2023 en unas internas del antichavismo en las que participaron un poco más de 2 millones de personas, al registrar más del 90% de los votos a su favor, constituyéndose en una válvula de escape para una oposición desgastada y asediada por una crisis de liderazgo.

Con su inhabilitación el chavismo aparentemente estaría buscando condicionar aún más a la disidencia venezolana, obligándola a apoyar un candidato presidencial que cuente con la aquiescencia del régimen, en medio de un clima de serias dudas sobre la imparcialidad y la transparencia del sistema electoral local.

Por lo pronto Machado deberá determinar un nuevo curso en su estrategia, que puede ir desde hacer llamados a la protesta de calle-en un clima en el que, por ahora, hay poca disposición a participar en manifestaciones en Venezuela- para hacer valer sus derechos políticos, hasta el trago amargo de endosar a un sustituto que sí pueda participar en la aún incierta y cuestionada elección.

En todo caso, el chavismo ha impuesto nuevamente su agenda en un contexto en el que la realidad grita que cada día será más difícil la procura de un cambio democrático en el país caribeño.

.
Fondo newsletter