«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
LA ASAMBLEA NACIONAL CHAVISTA NOMBRARÁ UN NUEVO ENTE COMICIAL

La renuncia de los rectores del CNE enturbia aún más el panorama electoral en Venezuela

Consejo Nacional Electoral de Venezuela - Reuters

Este jueves se oficializó la renuncia a sus cargos de varios rectores principales y suplentes del Consejo Nacional Electoral (CNE), el ente que organiza las elecciones en Venezuela. De igual modo, se conoció que la Asamblea Nacional (AN) -dominada por el chavismo- iniciará próximamente el proceso de conformación de un comité de postulaciones que designe nuevas autoridades dentro del poder electoral venezolano.

Los rectores principales que renunciaron son Pedro Calzadilla (presidente del ente) y Alexis Corredor, mientras entre los suplentes figuran: Carlos Quintero (quien actualmente funge como rector principal de manera circunstancial), Saúl Bernal, Gustavo Vizcaíno, Leonel Párica, Rafael Chacón y Francisco Garcés. Todos ellos están abiertamente identificados con el oficialismo.

«Hemos puesto nuestros cargos a la orden de la Asamblea Nacional para que designen un CNE que represente el consenso de los sectores democráticos del pueblo venezolano», dijo Calzadilla al dar a conocer la renuncia del grupo de funcionarios chavistas.

Por su parte, Enrique Márquez y Roberto Picón, otros dos rectores principales del organismo que son identificados con sectores de oposición al régimen de Maduro, no han dado a conocer una postura con respecto a la materia, asumiéndose que aún siguen en sus cargos.

En casi 25 años de chavismo en el poder, quienes se oponen al oficialismo nunca han tenido mayoría dentro del directorio de esta instancia, quedando relegados a un escenario como el actual: de un total de cinco rectores, tres responden abiertamente a posiciones chavistas mientras dos se vinculan a sectores de la oposición electoralista venezolana. Todo ello en medio de un contexto en el que aún varios sectores de la población valoran con un alto grado de desconfianza a las elecciones como método para desalojar al chavismo del poder.

Ahora bien, la renuncia de Calzadilla y compañía ha sido verdaderamente sorpresiva, puesto que hasta ahora no estaba estipulado ningún recambio dentro de la composición del CNE, e incluso la mayoría de los partidos opositores había aceptado concurrir con este ente a unos inciertos comicios presidenciales el año próximo, intentando desbancar a Maduro.

La oposición al chavismo tiene prevista la realización de una elección primaria durante el último trimestre de este año para escoger a un candidato presidencial. Allí se había autorizado al CNE para prestar «apoyo técnico» en el proceso. Con la disolución del directorio la comisión que organiza dicho evento ha asomado que buscará dar cauce a la primaria a través de un modo independiente.

¿Por qué justo ahora han dejados sus cargos estos funcionarios? ¿Se trata de alguna pugna interna dentro de los distintos sectores que hacen vida en el chavismo? ¿Forma esto parte de algún pacto internacional para intentar dar una imagen de garantías mínimas a las polémicas elecciones por venir? ¿Qué hará la oposición si el CNE resultante de este proceso es aún más chavista de lo que ya era el que acaba de dejar sus funciones?

Todas estas son preguntas que a esta altura no tienen una respuesta concreta, dada la poca transparencia en los mecanismos como se toman las decisiones del poder político en Venezuela.

Lo único cierto es que el eventual nuevo Consejo Nacional Electoral será designado por una Asamblea Nacional que está plenamente dominada por el oficialismo, y en la que éste puede imponer su voluntad sin ningún contratiempo. Ya el jueves la AN ha asomado que prontamente iniciará el proceso en el que será reestructurado el CNE, nombrándose a 5 nuevos rectores principales y 10 suplentes.

En suma, aunque desde algunas instancias dentro y fuera de Venezuela pretenda venderse la idea de que las condiciones para acudir a elecciones en el país caribeño han experimentado mejoras en los últimos años, lo cierto es que el sistema electoral chavista está viciado de cabo a rabo, con lo que cualquier movida que se geste en su interior solamente puede estar encaminada a allanar la permanencia en el poder de Maduro y compañía, a contrapelo de la voluntad popular.  

TEMAS |
.
Fondo newsletter