«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
lo hace tras la dimisión del primer ministro antonio costa

Rebelo de Sousa disuelve el Parlamento de Portugal ante las elecciones anticipadas del 10 de marzo

El presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, interviene en un acto público. Europa Press.

El presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, ha sellado este lunes la disolución del Parlamento, tal y como estaba previsto de cara a las elecciones anticipadas del 10 de marzo, tras la dimisión presentada por el primer ministro, António Costa, mientras es investigado por supuesto tráfico de influencias.

A partir de este lunes y hasta el día de las elecciones, el Parlamento funcionará bajo una comisión permanente formada por un número reducido de diputados —elegidos por los propios partidos—, con poderes limitados y presidida por el presidente de la Asamblea, Augusto Santos Silva.

Así, además de los dos vicepresidentes —Edite Strela, del Partido Socialista (PS) y Adao Silva, del Partido Social Demócrata (PSD)— dicha comisión estará formada por 43 diputados más, de los cuales 22 son del PS, 13 del PSD, dos de Chega e Iniciativa Liberal y uno de las cuatro restantes fuerzas políticas: PCP, BE, PAN e Livre.

Rebelo de Sousa decidió disolver el Parlamento tras reunirse con el Consejo de Estado —que no era partidario de esta opción— y representantes de los partidos el pasado 9 de noviembre, dos días después de la dimisión presentada por Costa tras conocer que estaba siendo investigado en el marco de la operación ‘Influencer‘.

La Fiscalía y el Tribunal Supremo de Justicia investigan si Costa pudo incurrir en un delito de tráfico de influencias ante las sospechas de que pudo desbloquear la concesión de un contrato público para la construcción de un centro de datos en la localidad de Sines, después de que su nombre apareciera en unas escuchas.

La Fiscalía dice que Costa intervino en favor de la empresa Start Campus, responsables de ese centro. No obstante, ha reconocido que hubo una «confusión» en la transcripción de esos audios y que el António Costa del que se hablaba era el ministro de Economía António Costa Silva, si bien no influiría en el caso.

Además de este asunto, la operación ‘Influencertambién investiga otras supuestas irregularidades en varias concesión para la exploración de litio y la producción de energía a través de hidrógeno. Entre los señalados está Joao Galamba, quien dimitió como ministro de Infraestructuras varias días más tarde que Costa.

.
Fondo newsletter