«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
la fao quiere reducir el consumo hasta los 40 gramos por persona al día

La ONU quiere limitar el consumo de carne en los países occidentales

Carne roja. Europa Press.

Los países occidentales deberán frenar su consumo de carne. Este es el plan que pretende aprobar la ONU estas semanas para conciliar el acuerdo climático de París con la «contaminación» de la industria agroalimentaria.

Concretamente, durante la ‘COP’, que este año celebrará su vigésimo octava reunión en Dubái del 30 de noviembre al 12 de diciembre, la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO, por sus siglas en inglés) pretende aprobar la hoja de ruta que fije las prioridades de estos años: entre ellos, la menor consumición de carne.

Esta limitación de la libertad ha encontrado su perfecto argumento: según la FAO, los sistemas alimentarios son responsables de casi un tercio de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero. Por eso la cumbre climática quiere impulsar la transición ecológica en la industria cárnica.

Una preocupación que comparten varios lobbies internacionales. Según Dhanush Dinesh, fundador de Clim-Eat, «la ganadería es políticamente delicada, pero tenemos que abordar cuestiones delicadas para resolver el problema». A lo que ha añadido: «Si no abordamos el problema de la ganadería, no vamos a resolver el cambio climático. El problema clave es el consumo excesivo».

Un consumo que quiere ser reducido a niveles drásticos. Si la media de un estadounidense es el consumo de 127 kilogramos de carne al año —frente a los 7 kilos de un nigeriano o 3 de un congoleño, según los datos de la ONU—, la FAO busca que la consumición media por persona disminuya hasta los 15,7 kilogramos de carne al año. Esto es, reducir nuestra ingesta cárnica a apenas 40 gramos de carne al día.

+ en
.
Fondo newsletter