«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
aunque muestra su rechazo, asegura permanecer fiel al Papa Francisco

El cardenal Sarah se opone a las bendiciones de parejas homosexuales y reivindica la posición de la Iglesia en África

El cardenal Sarah. Europa Press.

El cardenal Robert Sarah, quien fuera prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, se ha manifestado contra Fiducia Supplicans, la declaración adoptada por la Congregación para la Doctrina de la Fe relativa a las bendiciones. La declaración firmada por el cardenal prefecto Víctor Manuel Fernández, y «publicada con la aprobación del Papa Francisco», ha levantado numerosas reacciones por su redacción ambivalente.

Son muchos los obispos, también españoles, que han denunciado la ambigüedad del texto, que aunque se reafirma en la doctrina católica y en el Magisterio, deja abierta la puerta a las bendiciones a parejas homosexuales. En este sentido, el último en pronunciarse ha sido el cardenal Sarah: «La confusión, la falta de claridad, verdad y división han perturbado y oscurecido la celebración navideña de este año. Algunos medios de comunicación afirman que la Iglesia Católica fomenta la bendición de las uniones entre personas del mismo sexo. Ellos mienten. Hacen el trabajo del divisor».

En esta misma línea, el prelado ha criticado a alguno de sus compañeros: «Algunos obispos van en la misma dirección, sembrando dudas y escándalo en el alma de los fieles al pretender bendecir las uniones homosexuales como si fueran legítimas, conformes a la naturaleza creada por Dios, como si pudieran conducir a la santidad y a la felicidad humana. Sólo generan errores, escándalos, dudas y decepciones».

Así, en una clara referencia a Fiducia Supplicans, monseñor Sarah ha asegurado que «con su falta de claridad, no ha hecho más que amplificar la confusión que reina en los corazones y algunos incluso se han aprovechado de ella para apoyar su intento de manipulación». «¿Qué decirle a las personas involucradas en uniones homosexuales? Como Jesús, nos atrevemos a la primera de las misericordias: la verdad objetiva de los hechos. Esta objetividad de la verdad no es contraria a la atención prestada a la intención subjetiva de las personas», ha zanjado.

En la misma reflexión difundida por el prelado, ha tenido unas palabras de agradecimiento para las diversas conferencias episcopales de África, que mayoritariamente se han mostrado contrarias a la declaración de monseñor Tucho. «Debo agradecer a las conferencias episcopales que ya han realizado esta obra de verdad, en particular a las de Camerún, Chad, Nigeria, etc., cuyas decisiones y firme oposición a la declaración comparto y hago mías. Debemos alentar a otras conferencias episcopales nacionales o regionales y a todos los obispos a hacer lo mismo». Pese a estas palabras, el cardenal ha querido expresar su respeto por el Santo Padre: «Al hacerlo, no nos oponemos al Papa Francisco».

En su denuncia de la declaración ha ahondado en la firmeza de África: «La Iglesia de África defendió con fuerza en el último Sínodo la dignidad del hombre y de la mujer creados por Dios, y su voz es a menudo ignorada, despreciada o considerada excesiva por aquellos cuya única obsesión es complacer a los lobbies occidentales».

.
Fondo newsletter