«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
strickland anima a «rezar por el papa francisco y por la iglesia»

El Papa Francisco destituye al obispo Strickland, crítico con la autoridad de la jerarquía

El obispo de Tyler, moseñor Joseph Strickland. Twitter.

El Papa Francisco ha relevado a monseñor Joseph E. Strickland, de 65 años, del gobierno pastoral de la diócesis de Tyler, en Estados Unidos. Con la sede obispal vacante, el Santo Padre ha nombrado administrador apostólico de la diócesis a monseñor Joe Vásquez, obispo de Austin.

La decisión se produjo tras la visita apostólica ordenada por el Papa el pasado mes de junio en la diócesis de Tyler. Esta misión fue encomendada a los obispos estadounidenses Dennis Sullivan, de la diócesis de Camden, y monseñor Gerald Kicanas, emérito de Tucson. Estos dos prelados «llevaron a cabo una investigación exhaustiva de todos los aspectos del gobierno y liderazgo de la diócesis de Tyler por parte de su ordinario, monseñor Joseph Strickland».

«Como resultado de la visita», asegura una nota difundida por el cardenal Daniel Nicholas DiNardo, arzobispo metropolitano de Galveston-Houston, «se hizo una recomendación al Santo Padre de que la continuación en el cargo del obispo Strickland no era posible. Tras meses de cuidada consideración por parte del Dicasterio para los Obispos y del Santo Padre, se llegó a la decisión de solicitar la renuncia del obispo Strickland. Tras recibir esta petición, Mons. Strickland se negó a dimitir de su cargo el 9 de noviembre de 2023″. De ahí la decisión del Papa Francisco de relevar al prelado de su cargo.

«Recordamos al obispo Strickland en nuestras oraciones», concluye el documento del cardenal DiNardo, «y rezamos también por el clero y los fieles de la diócesis de Tyler y por el obispo Vásquez», que ahora actuará como administrador apostólico de la Diócesis.

Por parte de monseñor Strickland, en una entrevista concedida a LifeSiteNews, ha declarado que «no podía, por mi voluntad, abandonar el rebaño que me habían dado». Aunque los motivos reales de la destitución no se han hecho públicos, el ahora obispo emérito apunta: «La única respuesta que tengo a eso es que hay fuerzas en la Iglesia en este momento que no quieren la verdad del Evangelio».

Algunos indicios de la destitución apuntan al incumplimiento de Strickland con el magisterio de Francisco y su negativa a implementar las disposiciones pontificas. «Sé que no implementé la Traditiones Custodes, pero no puedo matar de hambre a parte de mi rebaño», aseguró ante el documento del Santo Padre sobre el rito de la Santa Misa en latín.

Pese a su continua postura contraria a la jerarquía, monseñor ha querido permanecer fiel a esta medida: «Me animo a mí mismo y a los demás a profundizar más que nunca en la oración, a rezar por el Papa Francisco, a rezar por la Iglesia y a rezar por nuestro mundo».

.
Fondo newsletter