«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
los dos católicos han permanecido secuestrados ocho días

El sacerdote secuestrado en Nigeria es liberado tras pagar un rescate a los terroristas

El sacerdote católico Kingsley Eze.

El sacerdote católico Kingsley Eze ha sido liberado. Junto a Uchenna Newman, acompañante del padre Eze cuando ambos iban a dar la comunión a una persona enferma, el párroco de la iglesia de San Miguel fue secuestrado en el pequeño pueblo de Umuekebi, ubicado en el Estado de Imo al sur de Nigeria.

La noticia de su liberación se difundió el pasado día de la Inmaculada Concepción en pequeños medios locales, que celebraron la puesta en libertad de los dos católicos sin sufrir ningún daño. Ambos fueron custodiados por los terroristas islámicos que exigieron un rescate para la liberación.

Concretamente, según fuentes de la prensa nigeriana, los secuestradores contactaron con la esposa del feligrés Uchenna Newman para pedirle un rescate de 50 millones de nairas, la moneda local. Estos 58.000 euros —aproximadamente— que exigían los terroristas para liberar a los dos católicos se fueron reduciendo gracias a una negociación, hasta caer a los 10 millones de nairas.

La cifra final, sin embargo, ha sido muy inferior a la exigida. De acuerdo con la información difundida en la prensa local, la familia de Newman y del padre Eze finalmente abonaron a los secuestradores 500.000 nairas, que apenas suman 580 euros. Tras pagar el rescate el padre Kingsley y su acompañante quedaron libres, así como el vehículo con el que viajaban la mañana del secuestro.

.
Fondo newsletter