«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
se espera una «fuerte crítica» de diversas cuestiones morales

La Iglesia prepara un documento «muy importante» sobre «el cambio de sexo, el alquiler de vientres y las ideologías de género»

El prefecto del Dicasterio para la Doctrina de la Fe, el cardenal Víctor Manuel Fernández «Tucho». Twitter.

La Iglesia trabaja en un «muy importante» documento sobre la dignidad humana. Así lo ha desvelado el cardenal Víctor Manuel Fernández, prefecto del Dicasterio para la Doctrina de la Fe, en una entrevista con un medio español. El cardenal ha explicado que en el horizonte de trabajo del Dicasterio se está fraguando un texto con «una fuerte crítica a cuestiones morales como el cambio de sexo, el alquiler de vientres, las ideologías de género, etcétera».

Pese a los últimos vaivenes del Dicasterio y las declaraciones polémicas de monseñor Fernández, el prefecto ha reconocido que «no tenemos previstos en el Dicasterio temas que puedan ser muy polémicos». Así, se espera que el nuevo documento vaya en la última línea marcada por el Papa Francisco al pedir la «prohibición universal» de la gestación subrogada, práctica «deplorable» en palabras del Santo Padre.

«El camino hacia la paz exige el respeto de la vida, de toda vida humana, empezando por la del niño no nacido en el seno materno, que no puede ser suprimida ni convertirse en un producto comercial», sentenció entonces el Papa. Unas declaraciones que han sido aplaudidas por el cardenal Fernández, al tiempo que ha reivindicado la importancia del documento que verá pronto la luz.

Preguntado por Fiducia supplicans, el prelado argentino ha aprovechado para explicar que la intención del Papa con esta declaración consistía principalmente «en salvaguardar la libertad y espontaneidad de este otro tipo de bendiciones que son el único gesto sacerdotal que tenemos para dar a todos». «Si no podemos darles la absolución, si no podemos darles la Eucaristía, si no podemos bendecirlos con un rito litúrgico, sí podemos darles una sencilla bendición pastoral: al menos decirles ‘que el Señor los bendiga y los proteja’ y hacer una señal de la cruz en la frente de cada uno», ha zanjado.

.
Fondo newsletter