«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
en sólo un año se han dado más de 3.500 secuestros en Nigeria

Secuestran a dos misioneros claretianos en Nigeria en plena oleada de violencia anticristiana

El padre Ken Kanwa, de la diócesis de Panshin, y su asistente el padre Jude Nwachukwu.

El padre Ken Kanwa y el padre Jude Nwachukwu, dos Misioneros Hijos del Inmaculado Corazón de María, han sido secuestrados en Nigeria. La pasada noche del 1 de febrero, en el céntrico estado de Plateau, unos hombres armados se llevaron como rehenes al párroco de la Iglesia de San Vicente Paúl y su asistente.

Ambos de la diócesis de Panshin, estos dos misioneros claretianos se encuentran en paradero desconocido en plena oleada de violencia contra los cristianos. El secuestro con fines de extorsión se ha convertido en el pan de cada día de los fieles católicos en toda Nigeria, que afecta especialmente a sacerdotes y religiosas.

Las cifras son escandalosas. Según han ido informando medios locales, solo entre julio de 2022 y junio de 2023 se dieron 3.620 secuestros en Nigeria; la mayoría de ellos como instrumento de extorsión económica, en los que se pidieron al menos 5.000 millones de nairas en rescates. Aunque finalmente no se pagaron más de 302 millones de los exigidos, los datos evidencian la creciente inseguridad de la población nigeriana, especialmente la de los católicos.

Precisamente hace apenas un mes, durante las celebraciones navideñas, 160 católicos fueron asesinados. En la celebración de la Misa de Gallo, que coincide con la medianoche del día de Navidad, un grupo de hombres armados masacraron a cientos de feligreses, entre los que fueron asesinados mujeres, niños e incluso bebés recién nacidos. Una oleada de violencia que ha sido denunciada por la Santa Sede en repetidas ocasiones y que el mundo, sin embargo, parece olvidar.

.
Fondo newsletter