'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Crítica: ‘Bajo la misma estrella’, una granada a punto de explotar (⋆⋆⋆⋆)

uien crea que Bajo la misma estrella (The Fault in Our Stars, Josh Boone) es una tontorrona historieta de amor adolescente se llevará una grata sorpresa al comprobar que se trata de uno de los más sólidos estrenos en lo que llevamos de año. Basada en la novela de John Green -éxito de ventas en todo el mundo y un fenómeno social para jóvenes y adultos en EE.UU-, la película que llega este viernes a nuestras salas no es ni una frivolidad ni un fenómeno vacío que cubra el hueco que dejó la flojita Crepúsculo. Ni siquiera una historia sobre el cáncer. Es, por encima de todo, un romance entre dos jóvenes que, en circunstancias adversas, se aferran a la vida y a los sueños, aquellos que a veces se cumplen y los que a veces, como en la vida, no lo hacen.

Hazel (Shailene Woodley) es una joven de 16 años deprimida cuyas únicas aficiones son el programa de televisión America’s Next Top Model y releer su libro favorito, Una Aflicción Imperial. Tiene cáncer de pulmón desde los 14 años. Forzada a asistir a una de las terapias de grupo que tanto aborrece conoce a Augustus (Ansel Elgort), otro adolescente que acaba de superar la enfermedad tras haber sacrificado una pierna. Entre diálogos inteligentes y reflexiones calcadas del libro, ambos inician una pequeña historia de amor, de aquel tipo dulce que hace sonreír ante su inocencia, pero amarga por el contexto en el que se desenvuelve. Y de un modo ciertamente manipulador con los sentimientos del espectador, la película nos lleva de viaje con Hazel y Augustus a Ámsterdam para cumplir el sueño de ella: conocer al autor del libro que ha leído decenas de veces, Peter Van Houten (Willem Dafoe).

La adaptación cinematográfica de la novela de John Green quiere ser, sobre todo, una historia sobre la fuerza del primer amor ante la adversidad, aunque ésta sea una triste realidad que les arrastra sin piedad. Está narrada con humor, a veces ligero, a veces chusco, en otras ocasiones inteligente y negro, y siempre de forma (sorprendemente) fiel al libro. Los actores protagonistas, Shailene Woodley y Ansel Elgort, sostienen la parte interpretativa de Bajo la Misma Estrella sin ningún problema con la química que se espera de ellos, ella interpretando de forma notable a una adolescente con los miedos de haber estado obligada a crecer demasiado deprisa y él, a un joven que quiere tomarse el drama con una sonrisa.

/p>

Bajo la misma estrella es como una granada a punto de explotar y, como tal, es más que recomendable tener a mano un paquete de pañuelos por si finalmente cumple (y lo hace) su lacrimógeno propósito. Recomendada tanto para los más jóvenes ávidos de nuevas historias como para los adultos, luce con valentía su pasión y sensibilidad y desborda grandes dosis de optimismo. 

Puntuación:

TEMAS |

Noticias de España

.
Fondo newsletter