«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Grupo Indalo: El argentino Cristóbal López pelea por sus empresas

BUENOS AIRES.- El presidente del Grupo Indalo está demostrando una fortaleza y temple poco común en nuestros días. Cristóbal López y su socio Fabián de Sousa estuvieron presos sin condena en un penal de máxima seguridad en dos oportunidades durante la administración de Mauricio Macri. Primero fueron tres meses entre 12/2017 y 3/2018, y en una pulseada judicial sin precedentes los volvieron a privar de su libertad el 27/4/2018 por el lapso de un año y cinco meses. En 10/2019, después de su liberación López fue a declarar a los Tribunales. En esa oportunidad, increpado por una periodista para el canal Todo Noticias perteneciente al Grupo Clarín afirmó: «Ahora recuperamos la libertad, el segundo paso será recuperar el manejo de las empresas» (9/10/2019) (ver video).

El peritaje contable de la Corte Suprema de Justicia verificó que la empresa Oil Combustibles perteneciente al Grupo Indalo no registraba deudas impositivas exigibles al 12/2015

Los problemas comenzaron cuando el empresario argentino de larga y reconocida trayectoria en el ámbito patagónico irrumpió en el negocio de los medios de comunicación en el año 2011 a través de Indalo Media.

Un país acostumbrado desde hace muchos años a la manipulación periodística en manos de un poder internacional que condiciona y afecta el desarrollo natural de nuestra cultura además de interferir la vida democrática de los argentinos.

El primero en degradar u ofender a López fue el periodista Luis Majul, columnista y conductor televisivo del Grupo La Nación y CNN Radio, con su libro «El Dueño. La historia secreta de Néstor Kirchner» (Planeta, 2009). Un texto sensacionalista escrito para ensuciar o dañar con información de baja calidad.

Nunca nadie le había hecho frente a los medios dominantes desde una perspectiva autóctona comprometida con las necesidades de un amplio sector de la sociedad que no se identifica con los intereses empresariales de los popes de la comunicación argentina: Magnetto, Saguier, Fontevecchia, Hadad, y otros.

Hace muchos años, cuando López eligió distinguirse con el mítico símbolo que nos remonta a épocas diluvianas se preparaba para grandes desafíos. El indalo u hombre arcoíris es uno de los iconos occidentales más antiguos que existen. Símbolo de la buena suerte, mensajero de Dios o ángel protector. El arco iris es un fenómeno que nos reconforta después de lluvias y tempestades.

El Grupo Indalo es un conglomerado argentino de empresas. Cristóbal López es hijo de almerienses. Orgulloso de sus antepasados eligió el indalo que aparece en las pinturas rupestres de la Cueva de los Letreros en Andalucía (Vélez-Blanco, Almería).

La tempestad política ya pasó. El 27/10/2019 Mauricio Macri fue derrotado legítimamente en las Elecciones Generales y en diciembre volvió a brillar el sol para una parte importante de la población argentina.

Cristóbal López y Fabián de Sousa han pagado con la libertad su sintonía con el kirchnerismo que muchos han tergiversado. No hay error en estos empresarios por haberse identificado con algunos de sus ideales, que son los mismos del peronismo. Sin embargo, hay ex funcionarios de dicha administración que todavía no conocen la sombra y merecerían estar presos.

Hay un nuevo escenario político y judicial en Argentina. El Grupo Indalo vuelve a renacer después de la tormenta.

Ahora los denunciados en la Justicia son Mauricio Macri y su camarilla: el ex asesor presidencial Fabián Rodríguez Simón, José Torello, Nicolás Caputo, Mario Quintana, Orlando Terranova, Ignacio Rosner. Alberto Abad y Leandro Cuccioli, ex titulares de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) y el ex Ministro de Energía Javier Iguacel.

Todos imputados en la causa que lleva adelante el Juzgado Criminal y Correccional Federal Nº 1 a cargo de la jueza Maria Romilda Servini de Cubria. Están acusados de ahogar financieramente al Grupo Indalo y forzar la venta de sus empresas.

Empoderado en el gobierno, Mauricio Macri y su séquito comenzaron presionando a las empresas de juegos de azar de Cristóbal López para que paguen más tributos y a las de medios de comunicación para que cambien su linea editorial opositora. Indalo Media se vio obligado a despedir a sus periodistas más incisivos. Entre ellos el ascendente Roberto Navarro.

Todo el mundo se dio cuenta que quisieron destruir el Grupo Indalo. Cuando empezaron los problemas judiciales, primero intentaron forzar la venta de sus medios a través de un fideicomiso administrador manejado por Orlando Terranova, empresario cercano a Nicolás Caputo, el mejor amigo del ex presidente Macri. Los Terranova son propietarios de Publicidad Sarmiento, una de las empresas de vía pública más importantes del país y de los medios mendocinos MDZ Online y MDZ Radio.

Frustrado ese primer intento, privados de la libertad López y De Sousa, un ex compañero de la escuela de Mauricio Macri que se había presentado como inversionista para capitalizar el grupo, quiso adueñarse de las sociedades cambiándoles el nombre por el de Grupo Ceibo.

Nos referimos a Ignacio Rosner, un oscuro personaje titular del fondo de inversiones OP Investments radicado en Estados Unidos, quien también se dedica a gestionar dinero en guaridas fiscales de personas que no quieren pagar impuestos y eluden las leyes tributarias. Este financista trabajó en una de las empresas del Grupo Macri y había sido miembro del directorio del Grupo Clarín. Rosner es amigo u hombre cercano a Pablo Casey, sobrino de Héctor Magnetto, CEO del Grupo Clarín.

Las acusaciones que permitieron detener a López y De Sousa se iniciaron en 3/2016 a través del diario La Nación (leer más). Desde ese medio, comandados por el periodista denunciante Hugo Alconada Mon junto con funcionarios amigos de la AFIP, le armaron una causa millonaria al Grupo Indalo por evasión fiscal o insolvencia fiscal fraudulenta.

En el transcurso de la investigación se detectaron graves irregularidades en el proceder de la AFIP dirigida en ese momento por Alberto Abad. El peritaje contable de la Corte Suprema de Justicia verificó que la empresa Oil Combustibles perteneciente al Grupo Indalo no registraba deudas impositivas exigibles al 12/2015. Sin embargo el periodista Alconada Mon continúa con sus crónicas noveladas.

¿Quién es el que se burla de la ley?

Paralelamente la administración Macri profundizó la concentración de medios de acuerdo a las apetencias del Grupo Clarín apoyado por el Grupo La Nación.

Las fusiones Cablevisión-Multicanal y Cablevisión-Telecom son operaciones que violan los principios elementales de defensa de la competencia. Argentina es uno de los países con mayor penetración en hogares de TV Paga por cable y satélite (81 %, 11,04 millones de suscriptores) según datos de la consultora Business Bureau (BB, 2018). La nueva empresa tenía en 2018 una cuota de mercado del 40 % de la TV paga, 42 % del mercado de telefonía fija, 35 % de telefonía móvil, 68 % de las conexiones a Internet por banda ancha fija y 39,5 % de la banda ancha móvil, aprox.

En 8/2016 el Grupo Clarín dividió sus operaciones en dos firmas para burlar las leyes antimonopolio: Grupo Clarín, y Cablevisión Holding dedicada a televisión y telecomunicaciones. Cablevisión es prácticamente un monopolio de la TV por cable. Si a esto le sumamos que el Grupo Clarín es el mayor proveedor de contenidos audiovisuales del país, su dimensión, omnipresencia e influencia sobre la población argentina se torna en un problema para todos.

Es el Grupo Clarín el que nos llena de canales basura a través de Cablevisión. Nos saturan con programación estadounidense. Violencia, guerras, muertes y estúpidas peleas de extraterrestres. Con Clarín no podemos ver las producciones audiovisuales de nuestros vecinos sudamericanos afines a nuestra cultura ni tampoco el Canal Iberoamericano o las producciones de la Asociación de Televisiones Educativas y Culturales Iberoamericanas (ATEI).

El ex ministro Hernán Lombardi intervino la Televisión Digital Abierta (TDA) y cerró el Centro de Investigación Aplicada en Recursos Audiovisuales (CIARA) dedicado a la generación de contenidos nacionales.

Un legado del gobierno anterior que tenía por objetivo construir un modelo de comunicación más democrático basado en el aumento de la oferta mediática como consecuencia de la optimización y mejor aprovechamiento del espectro radioeléctrico.

Las señales públicas puestas en funcionamiento por la administración Kirchner son fundamentales para el resguardo de nuestra identidad cultural en esta era digital de fronteras diluidas. (leer más)

Hay un incumplimiento en el pago de los impuestos del Grupo Indalo al día de la fecha. Pero querer transformar a Cristóbal López y Fabián de Sousa en criminales o elementos perjudiciales de nuestra sociedad forma parte de una fantasía o del sectarismo de ese poder rancio que se resiste a perder su hegemonía en el Cono Sur.

El plan de pagos propuesto por el Grupo está de acuerdo a los antecedentes de empresas argentinas que siempre han solicitado y obtenido moratorias o exenciones impositivas.

Sin embargo, debe notarse que el éxito parcial de la saña revanchista del viejo establishment guarda una estrecha relación con los errores o falta de visión de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, que arrastró bajo su ala a las empresas de López y De Sousa. No le hace bien a ningún medio de comunicación identificarse tanto con un Partido o movimiento político.

Indalo Media ha demostrado ser una compañía de medios muy competitiva con importantes cuotas de audiencia y lectores. Ha despertado envidias y recelos transformándose en una esperanza o contrapeso en la democratización del espacio mediático argentino.

Se espera que el canal C5N, Radio 10, Ámbito Financiero, El Patagónico, Minutouno.com, y demás medios del grupo no pierdan la seriedad y el equilibrio. Que fomenten el buen uso del idioma, continúen con el periodismo de investigación basado en la búsqueda de la verdad, alejándose de fanatismos y posturas revolucionarias fuera de época.

Necesitamos una empresa nacional y pujante de medios con proyección iberoamericana, o si se quiere hablar con más propiedad, un actuante digno en el espacio de la Iberofonía. Un mercado de 800 millones de habitantes.

Cuando decimos un medio nacional nos referimos a la nacionalidad argentina iniciada por nuestros emancipadores sudamericanos que siguen siendo referentes históricos fuera de discusión y razón de ser. Las empresas de medios de comunicación locales deben reflejar nuestra verdadera idiosincrasia. MGB 3/4/2020.

Seguir a @garciabarace

Elevamos nuestras oraciones por las almas de todos los fallecidos a causa del COVID-19 y rogamos a Dios para que pronto concluya la pandemia.

Foto. El empresario Cristóbal López en 10/2019.

Leer más…

Bajo la protección del indalo (versión PDF)

Argentina 2018: Preocupante retroceso en la democratización de medios

Persecución política del empresario argentino Cristóbal López

.
Fondo newsletter