«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Obispos en la prensa

Cuando España entró en la Transición de un régimen personal a una
monarquía, el lenguaje en los medios de comunicación social empezó a
cambiar en muchos aspectos. Por ejemplo se usó: partidos políticos,
sindicatos obreros, las derechas, las izquierdas, el centro, el
parlamentarismo, democracia…..Términos imposibles en los años
anteriores.

Comenzó, entonces, la mala costumbre de aplicar estos términos al
interior de la Iglesia Católica: se escribía de obispos de derechas, o
izquierdas, o centristas. Se contaba cómo la Conferencia Episcopal
albergaba, en su interior, un sistema parlamentario casi copiado de las
Cortes Españolas. El lenguaje acomodaticio llegó hasta los propios
curas y laicos, quienes eran clasificados en el cajón de los
nostálgicos, o progresistas, o reformistas. Aquellas terminologías
llegan hasta hoy.

Durante la semana que termina, se ha producido un cambio de caras y
personas en la cúpula de la Conferencia Episcopal y en el resto de
cargos elegibles dentro del organismo que hace viva la teológica
colegialidad episcopal en España. Algo absolutamente normal desde el
año 1966 en que se creó la institución obispal. Los medios de
comunicación con ese modo simplista y simplificador, que les
caracteriza, han titulado algunas noticias dignas de ser resaltadas.
Diarios de tirada nacional han rotulado: “Llega un presidente
dialogante”, “Un presidente nombrado por el Papa”, “Línea de obispos
con olor a oveja como el Papa desea”, “Obispos rupturistas con el
rouquismo apisonador”…..

El desconocimiento sobre el funcionamiento interno de la Iglesia en
España es de antología dentro de muchas redacciones de prensa, radio y
televisión. Dentro de la Iglesia Católica no existen partidos de
obispos; los votados no se presentan con un programa; ni tampoco hacen
campaña electoral; ni se dejan dominar como niños por lo que digan unos
sectores de tales o cuales grupos de comunicación social.
Los obispos españoles son los mismos de hace un mes, o dos o tres.
Entre ellos se conocen muy bien, porque no suman ni cien personas en
total. No tienen odios africanos entre ellos. Tampoco usan la
zancadilla para tirar a nadie al suelo del área y provocar un penalti
que suponga ganar un partido de fútbol. Los obispos en sus reuniones,
me consta muy bien, se sonríen cuando leen titulares u opiniones que
les tratan con el mismo simplismo clasificatorio cual si fueran
políticos a escala nacional.

La profesionalidad de muchos periodistas queda en vilo cuando le
ordenan hacer información religiosa, lo mismo que la hace sobre el
parlamento. Tampoco es digno que la crónica de asuntos religiosos se la
endilguen al becario de turno, o al autónomo subcontratado, que cuanto
más escriba más cobra. La profesión periodística debe mirar con lupa la
información eclesial, de lo contrario hacen unos ridículos
monumentales.

Recordatorio
Lean, amigos, mi nuevo libro
Título: Tratado sobre la envidia y los celos en la Iglesia
Formato PDF. Lectura gratis.
El enlace donde está situado es el siguiente:

http://marianojv.esy.es//novela.html

Recomendación

Lean, amigos, El Olivo

Religión en libertad pide dinero para subsistir

Pinchen aquí mismo

http://www.infovaticana.com/blog/elolivo/?p=2774

Tomás de la Torre Lendínez

 

TEMAS |
.
Fondo newsletter