«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Ni pienso ni latas, comida deshidratada

Nos hemos vuelto muy cómodos y es muy difícil encontrar a alguien que no compre comida seca para alimentar a su mascota (yo me incluyo). Las latas de comida húmeda, en la mayoría de los casos se usan tan solo como premio y no como la principal fuente de alimentación del perro/gato. Y lo de hacerle la comida a nuestra mascota está directamente descartado por casi todos nosotros.
Por supuesto no solo es una cuestión de comodidad, el precio de alimentar a nuestro amigo con pienso es muy inferior al de alimentarlo a base de latas.
Pero aunque sea cómodo y barato, no es ni mucho la mejor manera de alimentar a un animal. Por muy bueno que sea el pienso, con ingredientes de calidad y una perfecta formulación, tendrá siempre una carencia importante: el agua. La alimentación seca obliga a la mascota a beber mucho más para suplir esa carencia. Y no todos lo hacen.
Aunque posiblemente lo más correcto sería alimentar a las mascotas con latas, ahora existe una forma intermedia que se va extendiendo poco a poco: la comida deshidratada.

A diferencia del pienso seco que tiene un proceso de fabricación más complejo, perdiendo por el camino gran parte de los nutrientes de sus ingredientes (y más si es extrusionado), a la comida deshidratada tan solo hay que quitarle la humedad en un proceso que se hace a baja temperatura, por lo que se conservan casi todos sus nutrientes. En el momento de servirla hay que mezclarla con agua para rehidratarla.
Por el momento hay pocas marcas en el mercado que se hayan lanzado a fabricar este tipo de comida. Una de ellas es CookiesWil, una empresa 100% española que ha lanzado una gama muy completa para perros y que sigue intentando dar con la fórmula perfecta para los gatos (mucho más difíciles de contentar que los perros).

/p>

La apariencia de esta comida es similar a la de los purés de patata deshidratados, pero con hierbas y otros ingredientes perfectamente visibles en la mezcla. Una vez rehidratado (la empresa recomienda usar más o menos la misma cantidad de agua templada que de alimento), el aspecto es parecido al de una papilla o unas gachas de avena, aunque depende mucho de la cantidad de agua que quieras poner.
Quiero señalar que me gusta CookiesWil porque emplea ingredientes de primera calidad y aptos para el consumo humano. Igual que pasa con los piensos secos tradicionales, no solo importa la formulación del alimento, lo más importante es que los ingredientes que lo componen sean buenos. Y en este caso lo son.
El precio de un saco de 5Kg de la variedad de Pollo 60% de CookiesWil es de 53,35€. Puede parecer muy caro, pero no lo es tanto si pensamos que 1Kg de comida deshidratada es equiparable a 2Kg de comida seca o 4Kg de comida húmeda (datos del fabricante).
Por lo tanto, habría que compararlo con una saco de 10Kg de una marca de pienso seco de calidad. Yo en mi caso utilizo normalmente GranataPet de pollo 10Kg (58,40€), así que me ahorraría algo más de 5€ con CookiesWil. Para ser justos, llevo pocos días con la comida deshidratada y no sé todavía si efectivamente mi saco de 5Kg durará lo mismo que su equivalente de GranataPet de 10Kg.
Otra vez según el fabricante, ese mismo saco de 5Kg equivaldría más o menos a 20Kg de comida húmeda. Aquí no hay ninguna duda: CookiesWil sale mucho más barato que las latas.

/p>

Mi experiencia (bueno, la de mi perro Pye)
He tenido que traicionar temporalmente a GranataPet para poder probar este tipo de comida y poder valorarla. Y la realidad es que por el momento está siendo todo un éxito.
A mi perro Pye le entusiasman las latas. A diario come pienso, pero somos de los que una vez a la semana le ponemos comida húmeda a modo de premio. Tan solo tiene que verme coger la lata del armario para comenzar a seguirme babeando y no puede esperar a que se la pongamos en el plato. Pues bien, con CookiesWil sucede exactamente lo mismo. Supongo que le gusta tanto como las latas pero con la ventaja de que ahora lo disfruta dos veces al día y no una sola vez a la semana.
La marca aconseja dejar reposar 10 minutos la comida para potenciar su sabor una vez se ha rehidratado, pero es tanta la impaciencia de Pye, que no he podido esperar más de 2 minutos ni una sola vez.
La realidad es que el pienso de GranataPet también se lo come estupendamente, pero con ningún pienso da los saltos de alegría que da con CookiesWil o una lata de comida húmeda. Supongo que eso es común en todos los perros y por mucho que les guste su pienso, agradecen mucho tener algo húmedo en su plato.
Como ya he dicho antes, CookiesWil indica que se ha de añadir la misma cantidad de agua que de comida, pero yo en mi caso estoy añadiendo algo menos (unos 2/3) porque prefiero que la textura no sea tan líquida. Lo mejor es ir añadiéndola poco a poco hasta conseguir la textura que prefieras.
Con este calor tampoco estoy siguiendo la indicación del agua templada, prefiero ponérsela fría para que se refresque un poco.

Veo muchas cosas buenas en este tipo de comida, la verdad. Además de lo que he visto con mi perro, pienso en animales mayores a los que les cueste masticar, con problemas dentales, o tras una operación… creo que un alimento de este tipo puede solucionar muchos problemas.
Y espero con ansia que consigan algo similar para los gatos y den con la receta perfecta, aunque sé que es difícil porque son tremendamente caprichosos con la comida. Pero es muy importante hacer que ingieran agua cuando comen, así que hasta entonces tendré que seguir poniéndoles latas a diario.

TEMAS |
.
Fondo newsletter