«Ser es defenderse», Ramiro de Maeztu
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Trileros

El sábado pasado asistimos a la ceremonia de toma de posesión de miles de alcaldes en España. Son más de 6.000 los ayuntamientos en los que el alcalde gobernará porque su partido ha obtenido mayoría absoluta. En el resto en muchos casos la lista más votada ha conseguido que le dejen gobernar, pero en muchos otros han ganado los trileros.

¿El legal que los perdedores arrebaten la alcaldía al ganador? Sin duda, es absolutamente legal pero ¿es fraude de ley? No creo, porque la ley se mantiene así para que justo pueda pasar eso. Es para mí sin duda una tomadura de pelo, un engaño a los ciudadanos y un comportamiento de trileros. No vale decir que ha ganado la izquierda o la derecha, solo ha ganado el partido más votado. La derecha o la izquierda no se presentaban como tales a las elecciones y por tanto en imposible que perdieran o ganaran. Prueba de este cambalache es que hasta cinco minutos después de cerrar las urnas nadie declaraba que va a pactar con nadie, sino más bien lo contrario. A eso, en mi conciencia, se llama engañar y lo mínimo que puedo llamarles es trileros.

No entiendo nada. Si el gran objetivo era avanzar en transparencia, ¿Cómo se justifica uno que escondió lo que iba a hacer y negó lo que al final ha hecho? ¿Cómo se llama a este comportamiento? ¿Alguien me lo explica?

TEMAS |
.
Fondo newsletter