'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
Más de 38 millones de colombianos están llamados a las urnas

La composición del Congreso de Colombia y la importancia de unas legislativas que marcarán el futuro de la nación

Vista interior de la Cámara de Representantes del Congreso de Colombia. Reuters

Este domingo 13 de marzo Colombia irá a las urnas para elegir un nuevo Congreso y candidatos únicos a la presidencia de tres coaliciones: Centro Esperanza, Pacto Histórico y Equipo por Colombia. Es decir, la izquierda radical, el centro izquierda y las fuerzas más cercanas a una postura de derecha.

En total se elegirán 107 senadores, de los cuales dos corresponden a comunidades indígenas, cinco al partido político de las FARC y ocupará un escaño quien resulte segundo en la elección presidencial. En Colombia la circunscripción para la elección del Senado es nacional, por lo cual es una primera aproximación para valorar qué fuerza político-electoral tiene mejores chances de movilización en la primera vuelta presidencial del 29 de mayo.

Actualmente, la coalición de Gobierno cuenta con 13 senadores del partido Conservador, 19 senadores del partido Centro Democrático, 14 senadores del partido de la U, 3 senadores de Colombia Justa y Libres. Suele también acompañar las iniciativas del Gobierno de Duque el Partido Cambio Radical que cuenta con 16 senadores, lo que garantiza una mayoría de 65 senadores en una corporación que hoy cuenta con 108 escaños.

La izquierda cuenta con 5 senadores del partido Polo Democrático, tres del partido “Decentes” (lista que acompañó la candidatura presidencial de Petro en 2018 y que perdió un senador que optó por apoyar al Gobierno), 10 senadores del partido Alianza Verde y cinco senadores de las FARC, además del escaño que ocupa el candidato que resultó segundo en 2018 y que hoy va primero en las encuestas.

En la Cámara de Representantes se elegirán 188 escaños, de los que cinco corresponden a las FARC, uno al candidato a vicepresidente de la fórmula que resulte segunda en la elección presidencial, dos a negritudes, uno a comunidades indígenas, uno a colombianos en el exterior, uno a minorías políticas, 162 a 33 circunscripciones territoriales y 16 nuevos representantes que se elegirán en territorios afectados por el conflicto armado, pues se aprobó la creación de ese mismo número de circunscripciones para víctimas.

La coalición de Gobierno hoy cuenta además con una bancada de 83 representantes a la Cámara, a los que se suman 30 de Cambio Radical. La izquierda apenas cuenta con 16 escaños.

Todo esto se definirá en la elección del próximo domingo, en la que el movimiento que lidera Gustavo Petro, el Pacto Histórico, buscará elegir al menos 15 senadores y 30 representantes a la Cámara, a los que se sumarían, en caso de lograr el triunfo en la elección presidencial, los congresistas del Polo Democrático, la Alianza Verde y, de concretarse la alianza, el partido Liberal.

Esta última fuerza es clave, pues ha mantenido su independencia, pero suele oponerse al Gobierno de Iván Duque. Cuenta hoy con 14 senadores y 35 representantes a la Cámara. Es por ello que Petro ha buscado acercarse al expresidente Cesar Gaviria, jefe único del liberalismo. Es consciente que con ese partido lograría las mayorías que necesita para no tener que recurrir al estado de excepción, vía emergencia económica, como ya lo anunció, para imponer un nuevo modelo económico, social y político.

La derecha tiene que buscar consolidar la fuerza electoral del Partido Conservador, que sigue siendo el más disciplinado y tiene una gran oportunidad para recuperar el terreno perdido en los últimos años, pues pasó de 22 senadores en 2010 a tan solo 13 senadores hoy en día. En la Cámara de Representantes pasó de 34 escaños en 2010 a tan solo 21. Hoy, sin embargo, rodeando la candidatura presidencial de David Barguil, se abre una importante ventana para hacer valer la disciplina del partido y superar con creces los dos millones de votos a nivel nacional.

Lo mismo debe hacer el Centro Democrático, partido muy afectado por la mala imagen que la opinión pública tiene del actual presidente de la República, pero con un nicho electoral cohesionado y con la figura del expresidente Uribe, quien ha salido a las calles a hacer campaña. Debe buscar mantener su representación en el Congreso, hoy con 19 senadores y 33 representantes a la Cámara.

Los partidos Cambio Radical, de Unidad Nacional y la nueva alianza de los movimientos cristianos (MIRA-Colombia justa y Libres) serán fundamentales para lograr un buen resultado en contra de la izquierda radical. Si estos cinco partidos no logran al menos el 40% de los escaños en ambas cámaras, el camino para un triunfo de Petro estará despejado y la amenaza de una transición hacia un modelo estatista se materializará. El domingo Colombia va a las urnas para definir si quiere un Congreso que apoye el tránsito al socialismo o la defensa de la democracia y la libertad.

Noticias de España

.
Fondo newsletter