PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

EEUU acusa a Sánchez de actuar ‘fuera de la democracia’ y contra los DDHH por sus relaciones con regímenes totalitarios en Iberoamérica

reprimenda histórica al ejecutivo socialcomunista
El presidente de España, Pedro Sánchez, y el líder cubano, Miguel Díaz-Canel Sánchez en una reunión con el dictador cubano Miguel Díaz-Canel. Europa Press

El presidente de la Comisión de Exteriores del Senado de Estados Unidos, Robert Menéndez, ha criticado al gobierno socialcomunista de Pedro Sánchez en una reprimenda histórica al país por las políticas españolas y la postura del Ejecutivo frente a los regímenes totalitarios que existen en Iberoamérica.

«Estoy profundamente preocupado por que España haya tomado puntos de vista que están fuera de la democracia y las provisiones de derechos humanos que esperamos de un aliado de la OTAN», aseguró Menéndez durante la vista de confirmación de la elegida por el presidente de EE.UU., Joe Biden, para ser embajadora en España, Julissa Reynoso.

El presidente de la Comisión no ha sido el único que se ha pronunciado sobre España en estos términos, de hecho, lo relevante de esta vista de confirmación ha sido el consenso de demócratas y republicanos sobre el alejamiento del Gobierno de Sánchez de los principios de la democracia y la defensa de los derechos humanos en la región.

El Ejecutivo socialcomunista ha conseguido, con sus políticas tibias y complacientes con los regímenes totalitarios que existen en Iberoamérica, algo insólito en política internacional: que haya senadores que se expresen de este modo sobre un aliado histórico y miembro de la OTAN.

En concreto, Menéndez y otros compañeros legisladores se han manifestado extremadamente preocupados por la decisión de Sánchez de negarse a firmar un comunicado de condena a la dictadura cubana después de la represión que el régimen de Miguel Díaz-Canel ejerció contra los manifestantes de las históricas protestas del 11 de julio.

«Estoy profundamente preocupado al ver las acciones (de España) en lo que respecta a Cuba y su falta de voluntad para unirse a nosotros en aquella declaración global. Me parece que los españoles se preocupan más por sus hoteles e inversiones que por la democracia y los derechos humanos (en Cuba). Me preocupa ver qué papel están jugando los españoles también en Venezuela, que es un cáncer en el continente americano. Y podría seguir hablando de otros lugares también, porque los españoles no han sido próximos a nosotros, y no solo es que no sean próximos, sino que parecen ser nuestros contrarios en nuestro propio continente», dijo el Senador en la Comisión de Exteriores reunida este martes.

Lo ocurrido en esta última reunión es una muestra más -después de la reunión de Biden con el presidente socialista de 30 segundos de duración- de la frialdad del gobierno estadounidense hacia Sánchez, que tiene su origen también en las relaciones del PSOE y de sus socios comunistas de Podemos con las dictaduras americanas.

Otros de los críticos hacia España en esta última reunión fueron los también demócratas Tim Kaine y Chris Murphy. «España se negó a firmar una declaración impulsada por EE.UU. sobre la represión de las protestas en Cuba, y en su lugar decidió encabezar una declaración de la UE que expresaba su preocupación por la represión de esas protestas. Pero, como era de esperar, pedía una flexibilización de las restricciones externas para promover reformas en Cuba», dijo este último.

La nominada a embajadora, Julissa Reynoso, coincide en las críticas

La protagonista del encuentro, la nominada a embajadora, coincidió en las críticas a Sánchez y respondió a las peticiones de los senadores de revertir esas tendencias antidemocráticas del ejecutivo español para con Iberoamérica: «Dada mi trayectoria en América Latina y el Caribe, estoy bastante familiarizada con la mediocre presencia y política de España frente a algunos de estos países, principalmente Cuba y Venezuela, y Nicaragua, debería añadir también. De ser confirmada, mi objetivo será trabajar de forma bilateral con España. Obviamente dada su presencia y su importante papel en la UE con respecto a América Latina y el Caribe, les exhortaré a ser mucho más claros y transparentes y a mantener el mismo estándar en términos de rendición de cuentas con respecto a las violaciones de derechos humanos y la falta de libertad y transparencia en Cuba y Venezuela como en otros países», aseguró.

Reynoso, que es en la actualidad jefa de gabinete de la primera dama de EE.UU -uno de los puestos más cercanos a Joe Biden- también se refirió a la situación en Cuba y a la negativa del ejecutivo socialista a firmar la condena al régimen: «En julio, cuando hubo importantes protestas en Cuba, nosotros y el secretario (de Estado Antony) Blinken lideramos un esfuerzo para que países aliados de todo el mundo firmaran esa declaración. Y España lo rechazó», afirmó.

Injerencias de Rusia en Cataluña

Las presuntas injerencias de Rusia en el referéndum ilegal de independencia en Cataluña en 2017 han sido otro de los temas tratados en la vista. El senador republicano Ron Johnson ha pedido a Reynoso que explique cómo trabajará con el gobierno español para prevenir ese tipo de injerencias, comunes en Europa.

«Sé que la embajada ya se está coordinando con nuestras contrapartes para garantizar que se aborden las tácticas rusas de ciberataques y desinformación y que los españoles se doten de la capacidad de investigar y prevenir este tipo de prácticas. Se requiere más cooperación entre nuestras fuerzas del orden y también otras agencias para asegurarnos de que estamos trabajando con España, uno de nuestros socios clave, para prevenir este tipo de tácticas», respondió Reynoso.

El gobierno de Sánchez, con sus aliados de Podemos e independentistas, no ha dado todavía una respuesta a aquella campaña de desinformación y espionaje, que investiga la justicia.

Deja una respuesta