'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
MIENTRAS EL MOVIMIENTO PROVIDA LLAMA A NO RENDIRSE

El candidato presidencial izquierdista Gustavo Petro celebra el avance de la cultura de la muerte en Colombia

Gustavo Petro. REUTERS
Gustavo Petro, candidato presidencial de la extrema izquierda colombiana. REUTERS

El candidato del Foro de Sao Paulo a la presidencia de Colombia, Gustavo Petro, ha celebrado la decisión de la Corte Constitucional de avalar el aborto a un no nacido de seis meses.

«Felicito a las mujeres que libraron la lucha contra la criminalización del aborto que las criminalizaba y las mataba a ellas. De ellas es su triunfo. El empoderamiento de la mujer que surge de aquí, la educación sexual y las libertades son mejor camino para proteger la vida«, ha señalado en Twitter el candidato izquierdista.

La decisión ha contado con la oposición del gran movimiento provida en el país, que ha llamado a persistir en la defensa del derecho a vivir de los más indefensos porque «no se rinde nadie», el Centro Democrático y del Partido Conservador y la Iglesia. Una de las más vehementes contra la decisión de la Corte Constitucional ha sido la congresista de Centro Democrático Margarita Restrepo.

«Esta decisión (…) envía un mensaje equivocado a la sociedad colombiana que mayoritariamente defiende el derecho a la vida. El aborto es un crimen que en ningún caso puede ser avalado por nuestras instituciones», ha dicho, al tiempo que ha llamado a la sociedad a movilizarse y expresar su rechazo a la decisión.

«Que este precedente sirva para alertar a la ciudadanía que concurrirá a las urnas el próximo 13 de marzo para que elija a un Congreso mayoritariamente provida. La vida es sagrada y los colombianos tenemos el deber de protegerla», ha añadido, en un comunicado publicado en la web de Centro Democrático.

Por su parte, el presidente de Colombia, Iván Duque, ha rechazado la despenalización del aborto, subrayando su preocupación porque la decisión «facilite que el aborto se convierta en una práctica casi que anticonceptiva, recurrente y regular».

En una entrevista con La FM, se ha declarado «una persona provida» y ha insistido en que «la vida comienza desde la concepción». «Me preocupa que esta práctica de aborto, que es contraria a la vida, se convierta en una práctica cotidiana».

Las críticas a una decisión «injusta con los más débiles» ha llegado también desde la Iglesia Católica de Colombia. «Estamos llamados a respetar coherentemente la vida desde la gestación hasta la muerte natural. Para nosotros los creyentes la vida es un derecho fundamental y un don de Dios y seguiremos defendiendo la vida humana», señaló Monseñor Luis José Rueda, presidente de la Conferencia Episcopal Colombiana.

Noticias de España

.
Fondo newsletter