'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
EL OBJETIVO ES DOTAR DE SEGURIDAD A LA FRONTERA

El gobernador republicano de Florida reserva ocho millones de dólares para trasladar a ilegales a estados demócratas

El gobernador de Florida Ron DeSantis. Europa Press

Es una ‘solución’ que se ha propuesto infinidad de veces en redes sociales por parte de quienes advierten que los mismos que aplauden hasta pelarse la piel la entrada masiva de ilegales no suelen vivir en los barrios donde se les aloja. En general, la progresía es muy de desplegar su santidad inmaculada mientras los ‘sacrificios’ recaigan siempre sobre las ignaras masas populares, como sucede de manera muy particular con las oleadas migratorias masivas.

Pero ahora ha sido un político en ejercicio, ni más ni menos que el gobernador de Florida, el republicano Ron DeSantis, el que ha propuesto oficialmente la medida.

DeSantis ha reservado ocho millones de dólares en su presupuesto de 2022-23 para transportar a los inmigrantes ilegales fuera de su estado. Propone que se incluya en el Primer Presupuesto de la Libertad (nombre oficial) una partida para proteger a los ciudadanos contra los perjuicios resultantes de la inmigración ilegal, que podría incluir el traslado de extranjeros no autorizados que vivan en Florida a otros estados o al Distrito de Columbia.

«En el presupuesto de ayer, he destinado ocho millones de dólares para transportar ilegales fuera del estado de Florida», ha dicho en la rueda de prensa de presentación de los presupuestos, citando Delaware, el estado natal del presunto presidente Joe Biden, y Martha’s Vineyard, la exclusiva localidad donde el expresidente Obama posee una lujosa mansión, como posibles destinos en los que reubicar a los ilegales.

Mentiríamos si dijéramos que las intenciones del gobernador son inocentes en esta elección de destinos, como él mismo se encarga de confirmar: «Si los mandas a Delaware o a Martha’s Vineyard o a cualquier otro de esos lugares, la frontera estaría segura al día siguiente». Les tiene cogida la medida.

Para mis lectores españoles, eso sería como abrir centros de menas en los barrios en los que vive nuestra izquierda exquisita y xenófila. No daré nombres; a cualquiera se le pueden ocurrir.

Además, DeSantis animó a los condados a participar en el programa del Departamento de Inmigración que anima a averiguar la condición de inmigrante ilegal de personas arrestadas o encarceladas, y anunció la creación de un sitio en Internet donde hacer públicas las identidades de inmigrantes ilegales condenados.

Lo de mandar ilegales a Delaware ya lo había insinuado en noviembre, asegurando que su administración está sopesando recursos jurídicos después de conocerse que la administración federal había fletado 70 vuelos llenos de ilegales aprehendidos en la frontera con destino a Jacksonville, Florida. Donde las dan, las toman.

Si pueden hacer eso, razonaba DeSantis, «entonces es evidente que el estado debería estar legitimado para defenderse», añadiendo que fletará autobuses «y los mandaré a Delaware».

TEMAS |

Noticias de España

.
Fondo newsletter