El islamista que decapitó al profesor de Historia era refugiado y había sido rechazado por Polonia

La policía francesa detuvo este domingo a otro sospechoso en el marco de la investigación del asesinato de Samuel Paty, un profesor de historia que fue decapitado por un islamista en un ataque que ha conmocionado al país.

La detención se suma a las otras 10 realizadas desde el viernes. Cuatro parientes cercanos al atacante fueron detenidos poco después del asesinato y horas más tarde se llevó a cabo la de otras cinco personas, incluyendo dos padres de alumnos de la escuela en la que trabaja Paty, uno de ellos conocido por los servicios de inteligencia, dijo el sábado el fiscal antiterrorista Jean-Francois Ricard.

Paty fue asesinado el viernes por un individuo de 18 años cerca de la escuela en la que impartía clases, en la localidad de Conflans-Sainte-Honorine, a las afueras de París.

El agresor, un ruso de origen checheno que tenía estatus de refugiado, fue abatido por la policía poco después del ataque. Es preciso señalar que había sido rechazado por Polonia, que cuenta con una restrictiva política migratoria.

A principios de este mes, el maestro había mostrado a sus alumnos las caricaturas de Mahoma de ‘Charlie Hebdo’ en una clase sobre la libertad de expresión.

El Gobierno ha calificado la matanza como un ataque al corazón de los valores franceses.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *