Militarización en la isla, represión y desapariciones ante la protesta cívica del pueblo cubano

El Observatorio Cubano de DDHH contabiliza más de 300 actos represivos
Manifestantes marchan contra la tiranía castrista en Cuba, en Julio. REUTERS

La plataforma opositora Archipiélago ha denunciado este lunes arrestos y presiones contra quienes tenían previsto participar en las movilizaciones de este lunes contra la tiranía castrista, que semanas atrás buscó intimidar a los organizadores, señalando las consecuencias a las que se enfrentarían si alentaban unas protestas “no autorizadas”.

«Este hostigamiento es parte de las acciones de acoso policial e intimidación que las fuerzas represivas están ejerciendo sobre quienes han declarado su decisión de participar en la marcha del 15 de noviembre», ha publicado Archipiélago en su perfil de Facebook.

Durante el 15N se han producido los arrestos de los disidentes Rafael Santos en Marianao, Leticia Ramos en Cárdenas, Agustín Figueroa y su hijo en La Habana y Manuel Cuesta Morúa, también en La Habana. Además se ha puesto en marcha un «acto de repudio» en contra de Saily González, en Santa Clara.

El grupo también ha dado por desaparecido a su moderador, Adrián Nápoles Capote, después de que su familia no haya logrado ponerse en contacto con él. Al mismo tiempo ha denunciado presiones a las puertas de los domicilios de algunos opositores para que no puedan acudir a las movilizaciones convocadas.

Un día antes fue el dramaturgo Yunior García, líder de Archipiélago, quien ya tuvo que suspender una caminata en solitario por las calles de La Habana tras denunciar haber sufrido un «bloqueo cruel, ilegal e inhumano» por parte de agentes del Estado y partidarios del régimen

«Un grupo de personas no puede continuar privando a otros de ejercer sus derechos. Estos ‘actos de repudio’ son una vergüenza nacional que ya no tiene cabida en nuestra sociedad», denunció Archipiélago.

Deja una respuesta