«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
'Ya es hora de poner fin al alegre paseo de Soros por Europa"

‘Europa no se ha rendido’: la respuesta del primer ministro húngaro Viktor Orbán a George Soros

Viktor Orbán, Primer Ministro de Hungría.

George Soros está derramando lágrimas de cocodrilo. Y si bien esto no implica que se devolverá el dinero que este especulador ha robado a millones de personas, familias y empresas, sí que proporciona una modesta satisfacción. El hombre y la red más corruptos del mundo tienen motivos para sentirse decepcionados. Europa no se ha rendido: el Consejo Europeo ha detenido el grandioso plan de Soros. El protagonismo ahora lo tienen las medidas presupuestarias, el plan de recuperación y quién tiene acceso a qué y cuándo. Nos guste o no, vivimos en un mundo materialista; y es la razón por la que los fondos europeos se han mantenido, hasta ahora, bajo estricta supervisión europea por las distintas partes de todos los Estados miembros. La cuestión, ahora, es otra.

¿Quién gobernará Europa en el futuro? Esto es lo que de verdad estaba en juego en la reunión de la semana pasada. ¿Gobernarán Europa los gobiernos elegidos por los ciudadanos de los Estados miembros y sus consejos, o conseguirá Soros construir una nueva estructura de poder? Una red de ONG que difunden ideas liberales, posnacionalistas y poscristianas con la ayuda de los medios de comunicación de la izquierda y la derecha, que transmiten y refuerzan sus ideas; un grupo significativo de eurodiputados; los emisarios de Soros en la Comisión; y el llamado mecanismo del Estado de derecho que los une a todos.

El plan es tan simple como grandioso. Un centro financiero Soros que financia a miles de ONG, de institutos de investigación, de grupos de análisis y de activistas que influyen sobre la dirección que tienen que tomar los medios de comunicación, que compra y vincula a una masa crítica de eurodiputados, que pone a las personas que trabajan para él en puestos clave de la Comisión, como Timmermans y Jourova y que, por último, impulsa leyes que establecen condiciones previas políticas como el género, la migración, la sociedad abierta y la democracia progresista, a los Estados miembros para que puedan tener acceso a los fondos europeos.

Los países que insisten en su soberanía nacional, sus raíces cristianas y el modelo de familia tradicional, como Polonia y Hungría, deben ser colgados en esta trampa cuidadosamente planeada. Y los reticentes, como los países centroeuropeos más acomodados y los recalcitrantes escandinavos, deben ser relegados a hacer penitencia pública para que entiendan mejor cuál es la esencia del razonamiento liberal.

Por suerte, en el último minuto, los gobiernos europeos entraron en razón. Leyeron los informes de los países sobre el estado de derecho que György Soros y Frans Timmermans habían dictado a la señora Jourova. De repente, todos comprendieron que se había decidido el veredicto antes de celebrar el juicio, y que se celebrarían otros juicios después de Hungría y Polonia.

La decisión que el Consejo Europeo tomó la semana pasada fue una declaración abierta de oposición al intento de György Soros de tomar el poder. Las cuestiones políticas no pueden estar vinculadas a cuestiones económicas; los criterios subjetivos no pueden ser la base de las decisiones financieras; y los procedimientos legales establecidos por el Tratado de la Unión Europea no puede ser sorteados al estilo de Soros. La Unión Europea ha mantenido su unidad y ha ganado.

George Soros ha perdido. Sería hora de que los europeos lo enviaran a su casa, a Estados Unidos. No se entiende por qué nosotros, europeos, toleramos que un especulador estadounidense construya y compre un sistema de influencia europeo con dinero estadounidense. Hasta que los líderes europeos no den este último paso, tendremos que enfrentarnos a sus intentos, los suyos y los de su gente, de tomar el poder una y otra vez. Los planes sobre migración y género del grupo Soros ya están sobre la mesa. Ya es hora de poner fin al alegre paseo de Soros por Europa.

____________________

Publicado por Viktor Orbán en About Hungary.

Traducido por Verbum Caro para La Gaceta de la Iberosfera.

.
Fondo newsletter