«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
El Kremlin aprovecha su influencia y sus vínculos

Fillon, Schroeder, Lipponen… exdirigentes populares y socialdemócratas sirven a las empresas energéticas rusas

El presidente ruso, Vladimir Putin. Europa Press

Mientras en Europa empieza a conjeturar sobre la soberanía energética para no depender del gas ruso en medio del conflicto entre Moscú y Ucrania, las empresas energéticas rusas emplean a políticos populares y socialdemócratas de todo el continente para comprar sus vínculos e influencia.

Así, François Fillon, primer ministro francés durante la presidencia de Nicolas Sarkozy (2007-2012) y condenado a cinco años de cárcel por el escándalo de los empleos ficticios, se incorporó el pasado mes de diciembre al consejo de administración de Sibur, la mayor productora petroquímica de Rusia. El Kremlin manifestó que el exdirigente de Los Republicanos tuvo siempre «relaciones bastante buenas» con el presidente ruso Vladimir Putin.

El excanciller alemán Gerhard Schroeder (del Partido Socialdemócrata alemán) es el presidente de la junta de accionistas de la empresa de gasoductos Nord Stream, una multinacional que en 2008 fichó al también socialdemócrata y exprimer ministro de Finlandia Paavo Lipponen (1995-2003) para brindar consultas independientes para la toma de decisiones dentro del sector energético.

Por otra parte, el gigante energético ruso Rosneft incorporó en junio de 2021 a Karin Kneissl, exministra de Asuntos Exteriores austriaca bajo el Gobierno de Sebastian Kurz (Partido Popular Austriaco), como miembro de su junta directiva. 

Mientras, los partidos patriotas y conservadores españoles -liderados por el presidente de VOX, Santiago Abascal- además de advertir de que «las acciones militares de Rusia en la frontera oriental de Europa nos han conducido al borde de una guerra», han llamado en la Cumbre de Madrid a «trabajar por una mayor capacidad energética europea».

En este sentido, han pactado elaborar un conjunto de medidas «para mejorar la autosuficiencia energética (…) respetando el medio ambiente, pero sin someterse a la imposición de prejuicios ideológicos». «La fallida política energética de Bruselas contribuye a unos precios de la energía insostenibles», han añadido.

El aviso de EEUU

El portavoz del Departamento de Estado de Estados Unidos, Ned Price, ya ha advertido que el gasoducto Nord Stream 2 entre Rusia y Alemania no avanzará si Rusia invade Ucrania.

El proyecto energético está diseñado para duplicar la cantidad de gas que fluye desde Rusia directamente a Alemania a través del Báltico, evitando el tradicional país de tránsito (Ucrania), pese a las advertencias de que aumentará la dependencia energética de Europa con respecto a Rusia y niega a Ucrania las tarifas de tránsito.

.
Fondo newsletter