«Ser es defenderse», Ramiro de Maeztu
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
la nación marca una pauta antagónica a la agenda globalista

Guatemala se consagra como la capital provida de Iberoamérica: ‘Somos luz para las naciones’

Acto de instauración de Guatemala como capital provida de Iberoamérica. Twitter

Guatemala se consagra como la capital provida de Iberoamérica. Ya está en el Palacio de la Cultura un monumento en honor a la defensa de la vida. Y lo que hasta ahora era la plaza de la cultura ahora será la plaza de la vida, frente a la Catedral. Por medio de una ceremonia, altos funcionarios e invitados de 23 países dieron inicio a la proclamación de Guatemala como luz del mundo.

Cada 9 de marzo, desde este 2022, la nación centroamericana celebrará el Día por la Vida y la Familia. Así marca una pauta totalmente antagónica y frontal a la agenda globalista de control de población.

El presidente, Alejandro Giammattei, que es médico de profesión, resaltó la importancia de proteger a la persona en las cinco etapas de su vida, desde la concepción hasta la muerte natural. Llamó a la unidad de los guatemaltecos y a respetar al que piensa distinto, también su legitimidad a protestar. Para combatir la violencia en la sociedad propone empezar por no matar a los más indefensos, los niños por nacer.

«¿Qué pasaría si nos uniéramos? Hoy este evento es una invitación a unirnos en proteger la vida desde su concepción hasta la muerte natural en sus cinco etapas», exclamó el mandatario guatemalteco. Giammattei aseguró que hará «todo lo posible por respetar la vida desde su concepción» y pidió a la población que, si bien respeta el criterio disidente propopne que «en lugar de protestar nos unamos en construir esa Guatemala diferente que todos queremos».

«Mientras en otros países ahorita se están tirando bombas, nosotros aquí le decimos sí a la vida, alto a la guerra, sí a la paz», continuó y ratificó que «somos un pueblo de paz». Ante la violencia que existe en el país, el mandatario propone reducirla al proteger a los más indefensos.

Y cuenta con el respaldo de su equipo. “Guatemala es pequeña en el mapa pero grande en el corazón de Dios”, aclamó desde el podio Luis Antonio Lam Padilla, el embajador de Guatemala ante la ONU, organismo que ha fomentado abiertamente el control de población con ahínco en las naciones en vías de desarrollo.

Bajo el gobierno de Giammattei Guatemala se volvió firmante del Consenso de Ginebra, una coalición de países que enfrentan el intento de declarar al aborto como derecho por parte de la ONU. El consenso promueve la salud integral de la mujer, no quitarle la vida a sus hijos. Así el país centroamericano lleva la lucha en defensa de la vida más allá de sus propias fronteras.

Luego de la primera parte del evento al aire libre por el Día por la vida y la familia, el presidente guatemalteco invitó a la parte interior del Palacio Nacional de Cultura. Allí se pudo ver a un grupo de mujeres portando orgullosamente la vestimenta tradicional del país. De hecho, el ministro de cultura y deportes dio su discurso en cachiquel, una de las 25 lenguas indígenas que se hablan en Guatemala.

También habló la ministra de educación, quien destacó que  “la familia como unidad básica y piedra angular de la sociedad”. Es decir, si bien es funcionaria del Estado reconoce el rol del sector privado, sobre todo en la formación ética de las personas.

Esto expone el tipo de Estado que promueve el Gobierno de Giammattei, donde su función es de garante de derechos, más que de emisor. El resguardar el derecho a la vida reduce la intromisión del Estado y aumenta tanto la libertad como la responsabilidad de los ciudadanos, pues los vuelve dueños de sus actos y por ende de sus consecuencias.

Desde España estuvo presente el vicepresidente y portavoz de VOX en la Comisión de Exteriores del Congreso, Víctor González, quien manifestó su respaldo por la iniciativa y se reunió con jóvenes provida de la región y legisladoras de México.

El hecho de que Guatemala haya elegido el término Iberoamérica demuestra su ánimo de unidad entre el continente americano y la península ibérica: España y Portugal. De manera que lo que alguna vez fue la hispanidad, unida en una cultura común, sea el escudo ante el avance del globalismo que pone fin a las naciones y sus tradiciones.

Ahora, desde Centroamérica, una nación pequeña en tamaño pero grande en valentía se manifiesta como David contra Goliat, pero sobre todo como luz del mundo.

TEMAS |
.
Fondo newsletter