PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

La dictadura comunista China amedrenta a Taiwán con simulacros de asalto militar

EL RÉGIMEN BUSCA SOMETER A LA REPÚBLICA INDEPENDIENTE
Foto: Reuters

China llevó a cabo el martes ejercicios de asalto cerca de Taiwán con buques de guerra y aviones de combate frente al suroeste y sureste de la isla, en lo que las fuerzas armadas del país dijeron que era una respuesta a la «interferencia externa» y a las «provocaciones».

Taiwán, que Pekín reclama como territorio chino, se ha quejado de las repetidas maniobras del Ejército Popular de Liberación (EPL) en sus proximidades en los últimos dos años, aproximadamente, como parte de una campaña de presión para obligar a la isla a aceptar la soberanía de China.

En un breve comunicado, el Mando del Teatro Oriental del EPL dijo que se habían enviado buques de guerra, aviones antisubmarinos y aviones de combate cerca de Taiwán para llevar a cabo «ejercicios conjuntos de asalto con fuego y otros ejercicios con tropas reales«. El Mando no dio detalles.

El Ministerio de Defensa de Taiwán dio una respuesta breve y matizada, diciendo: «El ejército de la nación tiene un conocimiento completo y ha hecho una evaluación completa de la situación en la región del Estrecho de Taiwán, así como de los acontecimientos relacionados en el mar y en el aire, y está preparado para diversas respuestas«.

Un alto cargo familiarizado con la planificación de la seguridad de Taiwán dijo a Reuters que las fuerzas aéreas chinas habían llevado a cabo un simulacro de «captura de la supremacía aérea«, utilizando sus avanzados cazas J-16.

«Además de buscar la supremacía aérea sobre Taiwán, también se han llevando a cabo frecuentes operaciones de reconocimiento electrónico e interferencia electrónica», dijo la fuente.

Taiwán cree que China está tratando de reunir señales electrónicas de los aviones estadounidenses y japoneses para poder «paralizar los aviones de refuerzo, incluidos los F-35, en una guerra», dijo la fuente, refiriéndose al caza furtivo operado por Estados Unidos.

El comunicado del régimen chino señalaba que en los últimos tiempos Estados Unidos y Taiwán «se han confabulado repetidamente en la provocación y han enviado graves señales erróneas, infringiendo gravemente la soberanía de China y socavando gravemente la paz y la estabilidad en el Estrecho de Taiwán».

«Este ejercicio es una acción necesaria basada en la actual situación de seguridad en el estrecho de Taiwán y en la necesidad de salvaguardar la soberanía nacional. Es una respuesta solemne a las injerencias externas y a las provocaciones de las fuerzas independentistas de Taiwán», aseguran desde la dictadura comunista.

Aunque el comunicado no indicaba el lugar exacto de los simulacros, muchas maniobras chinas tienen lugar cerca de las islas Pratas, controladas por Taiwán, en la parte superior del mar de China Meridional, y en torno al canal de Bashi, frente al sur de Taiwán, que desemboca en el Pacífico.

No estaba claro de inmediato qué había desencadenado la oleada de actividad militar china, aunque a principios de este mes Estados Unidos aprobó un nuevo paquete de venta de armas a Taiwán, un sistema de artillería valorado en hasta 750 millones de dólares.

China cree que la presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen, es una separatista empeñada en una declaración formal de independencia, algo intolerable para Pekín. Tsai dijo que Taiwán ya es un país independiente llamado República de China, su nombre formal.

Washington ha expresado su preocupación por el patrón de intimidación de China en la región, incluso hacia Taiwán, reiterando que el compromiso de Estados Unidos con Taiwán es «sólido como una roca».

China nunca ha renunciado al uso de la fuerza para someter a Taiwán a su control.

Deja una respuesta