Los socialcomunistas del Grupo de Puebla cierran filas en torno al candidato del correísmo ecuatoriano

Ante las presuntas vinculaciones de Arauz con los terroristas del ELN

El Grupo de Puebla, un foro que aglutina a líderes socialistas, comunistas y castrochavistas iberoamericanos, sucursal del activismo social del Foro de Sao Paulo, han rechazado este domingo el “intento de vincular” al candidato presidencial ecuatoriano Andrés Arauz con una presunta financiación procedente del grupo terrorista colombiano autodenominado Ejército de Liberación Nacional (ELN). En el Grupo de Puebla están Alberto Fernández, Evo Morales, Luiz Inácio Lula da Silva, Ernesto Samper, José Luis Rodríguez Zapatero, Irene Montero o José Mujica.

“El Grupo de Puebla desmiente la falsa y malintencionada información publicada por una revista colombiana que señala una supuesta relación entre la financiación de la campaña del candidato de UNES (Unión por la Esperanza) con el ELN. Se trata de un nuevo intento de las élites regionales para desprestigiar a Andrés Arauz“, ha publicado el Grupo de Puebla en un comunicado.

A finales de enero la revista colombiana ‘Semana’ publicó que datos incautados a un dirigente del ELN en Colombia y analizados por los servicios secretos colombianos revelan un “aporte préstamo” por 80.000 dólares (unos 66.000 euros) para la campaña de Arauz y a conversaciones entre ‘Uriel’ y el expresidente ecuatoriano y principal apoyo de Arauz, Rafael Correa.

Este viernes, el fiscal general de Colombia, Francisco Barbosa, ha viajado a Ecuador a petición de su homóloga del país, Diana Salazar Méndez, para entregar información sobre la financiación del ELN. “Esta gestión hace parte de la cooperación bilateral entre las dos entidades en un trabajo conjunto contra organizaciones criminales que afectan los dos países”, informó la Fiscalía colombiana.

Los expresidentes iberoamericanos y algunos actores menores como la española Irene Montero, ministra de Igualdad y actual pareja de Pablo Iglesias (Unidas Podemos), sostienen que el “objetivo único” de estas especulaciones es “erosionar la participación en la segunda vuelta electoral del 11 de abril”, en la que Arauz se jugará la presidencia con el liberalconservador Guillermo Lasso o con el indigenista Yaku Pérez, dependiendo del ajustado recuento.

Ante este intento de golpe a la democracia en Ecuador, rechazamos que se utilicen los aparatos mediáticos y judiciales para doblegar la voluntad popular del pueblo ecuatoriano y hacemos un llamado a todas las fuerzas comprometidas con la paz, con la democracia y la autodeterminación de los pueblos, a velar por un proceso limpio y libre de violencia que interponga los intereses de la ciudadanía por sobre los de cualquier fuerza política”, añade el Grupo de Puebla.

El expresidente colombiano Ernesto Samper (1994-1998) también forma parte del Grupo de Puebla, pero ha emitido un comunicado aparte en el que califica de “infamia” estas acusaciones. “Forman parte de un juego sucio que están orquestando desde Colombia los sectores radicales de la derecha de ambos países para interferir en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales ecuatorianas”, ha apuntado.

También a título particular, el expresidente boliviano Evo Morales ha expresado su rechazo a la “acción intervencionista e intimidatoria” del fiscal general de Colombia “en contra del candidato ganador de las elecciones de Ecuador, Andrés Arauz”. Barbosa, “con falsas acusaciones de financiamiento ilícito, intenta afectar su triunfo en segunda vuelta”, ha señalado.

El propio Arauz, ha denunciado una campaña mediática en su contra. “Los que han cogobernado con Lenin Moreno se saben perdedores y presionan para que me persigan con burdas mentiras. No podrán lograrlo, la verdad siempre prevalece”, ha indicado a través de Twitter. “No podrán seguir chantajeando o engañando a la justicia. El pueblo ecuatoriano no permitirá un nuevo golpe a la democracia”, ha advertido.

Arauz, quien en un primer momento iba a contar con el fugado corrupto expresidente Rafael Correa como vicepresidente, se impuso en las elecciones del pasado 7 de febrero con más del 32 por ciento de los votos, mientras que los otros dos más votados, el liberalconservador Guillermo Lasso y el líder indígena Yaku Pérez –ambos rozan el 20 por ciento de los apoyos–, se encuentran en negociaciones para dirimir quien de los dos se presentará a la segunda vuelta el 11 de abril.

Deja una respuesta