'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
ENÉSIMO CASO DE CORRUPCIÓN EN EL GOBIERNO PERUANO

La Unidad de Inteligencia Financiera revela que el local del partido de Castillo en Lima fue comprado con dinero ilícito

Pedro Castillo en la sede de Perú Libre, en Lima. EUROPA PRESS

Un informe de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS) de Perú ha detectado irregularidades en la compra del local principal del partido que llevó a la presidencia a Pedro Castillo, la organización marxista leninista Perú Libre.

Según un reportaje publicado este domingo por el diario El Comercio, los fondos que se emplearon para adquirir dicho inmueble “constituirían actos compatibles con el delito de lavado de activos”. “De los 220.000 dólares que se pagaron por la propiedad, 150.000 dólares provienen de importes por debajo del umbral de reporte”, detalla el reportaje.

De acuerdo con el diario, a la UIF le llamó la atención que las transferencias se habrían realizado teniendo cuidado en no activar la alerta que se emite en el sistema financiero cuando se realizan depósitos que superan los 10.000 dólares.

“El dinero fue depositado entre julio y octubre del 2019 por varias personas a la mencionada cuenta en Interbank. Los ingresos fueron principalmente depósitos en efectivo, algunos de los cuales fueron ejecutados en la misma fecha, agencia y hora similar, advirtiéndose estructuración de fondos’”, indica El Comercio.

Sin “perfil económico” para justificar aportes

La UIF señaló que “algunos depositantes no tenían el perfil económico para justificar los importes que ingresaron al sistema financiero”.

Según la información difundida por El Comercio, algunos de esos aportantes son dirigentes del partido que vienen siendo investigados como presuntos integrantes de “Los Dinámicos del Centro” – una presunta organización criminal dedicada a entregar licencias de conducir a cambio de sobornos- y “Los Tiranos del Centro” -otra presunta mafia que operaba desde un municipio para hacer cobros ilícitos a negocios y ciudadanos que debía fiscalizar-.

Tal es el caso de Vladimir Cerrón -fundador de Perú Libre sentenciado por corrupción-, que hizo el primer aporte el 8 de julio de 2019 por 3.000 dólares. Unas semanas después, el 2 de agosto de ese año, su hermano, Waldemar Cerrón, actual congresista oficialista, hizo el segundo aporte por el mismo monto en dólares.

En octubre de 2019, se sumó el aporte de Arturo Cárdenas Tovar, alias “Pinturita”, exsecretario nacional de Perú Libre, detenido el pasado 4 de abril por la policía en el marco de las investigaciones del caso “Los Dinámicos del Centro”. Su aporte a la cuenta del partido fue de 1.500 dólares.

Otros montos fueron transferidos por Carlos Pimentel Silva, designado en diciembre de 2021 como director general de Economía del Ministerio del Ambiente, quien aportó 1.850 dólares; y el exministro de Salud, Hernán Condori Machado, quien en julio de 2019 aportó 3.000 dólares.

Además, la UIF detectó otros depósitos menores cuyos autores, hasta el momento, no han podido ser identificados.

La investigación detectó hasta diez abonos de 100, 200 y 300 dólares en un mismo día, por lo que se trataría de un caso de “pitufeo”, una modalidad de lavado de activos que consiste en realizar pequeños depósitos con la finalidad de eludir los controles del sistema bancario.

La UIF ha enviado el documento al fiscal provincial Richard Rojas Gómez, de la Primera Fiscalía Supraprovincial Especializada en Lavado de Activos, que investiga a Vladimir Cerrón y otras personas ligadas a Perú Libre.

Para expertos en derecho penal y lucha contra la corrupción, el Ministerio Público debería solicitar como medida cautelar el embargo del local de Perú Libre; es decir, que pase a manos del Estado ante de que pueda ser transferido.

TEMAS |

Noticias de España

.
Fondo newsletter