PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Muere un cubano que estaba conectado a un respirador por un apagón eléctrico intencionado del régimen 

'Ese régimen miserable e indolente nos está asesinando'
Vigilancia policial en La Habana. Europa Press

Se llamaba Jorge Raúl Ventura Martínez y residía en el municipio Santa Cruz del Sur, en la provincia de Camagüey, en el centro de la isla. Estaba ingresado en el hospital Enrique Santiesteban Báez de esta localidad, diagnosticado con coronavirus y por ello permanecía con respiración artificial. 

Pero de nada sirvió que le conectaran al aparato. Luego de uno de los apagones (cortes eléctricos intencionados) a los que el régimen comunista condena a los cubanos, el generador eléctrico del centro médico donde estaba Ventura Martínez no logró echar a andar. Entonces se quedó sin oxígeno y falleció. 

En el perfil Free Cuban Noticias, en Facebook, un primo de Ventura Martínez denunció el lamentable suceso y responsabilizó al «comunismo criminal» por su deceso. «Con profundo dolor, me acabo de despertar con la terrible noticia del fallecimiento, por Covid 19, de mi primo Jorge Raúl Ventura Martínez, en Santa Cruz del Sur. A sus hermanas y demás familiares, llegue mi más sentido pésame desde la distancia», comienza el texto. 

En el texto, publicado el 22 de septiembre, relata que la muerte ocurrió «cuando en la noche del viernes 17 de septiembre, a consecuencia de un apagón eléctrico provocado por la empresa eléctrica nacional, dejara de funcionar el aparato que lo mantenía con vida». 

El primo de Ventura Martínez, cuyo nombre no aparece la denuncia que ha circulado en Facebook y otros medios fuera de la isla, advierte que «ese régimen miserable e indolente nos está asesinando a nuestros amigos y familiares en nuestras propias narices». Y anima a los cubanos a levantarse en contra de la dictadura: «aún no somos capaces de comprender que si no nos sublevamos y derrocamos la opresión comunista, quizás mañana sea usted o su familiar la próxima víctima de la indolencia y la desvergüenza comunista». 

«E.P.D mi primo Jorge Ventura, siempre fuiste una gran amigo, de los que jamás me dejó de tratar, por mi inclinación política anti-comunista. Sin duda alguna, Santa Cruz del Sur ha pedido a uno de sus mejores hijos y la humanidad a un gran ser humano. Abajo el comunismo criminal que te dejo morir«, concluye el mensaje. 

Radio Martí contactó a una residente de Santa Cruz del Sur «que se identificó como Ida, quien vive a pocos metros del Hospital Municipal». «La persona nos confirmó el hecho y precisó, además, que al llegar el apagón, la planta eléctrica del hospital estaba rota». «Estaba entubado, estaba conectado, y quitaron la corriente y se murió», afirmó la mujer, cuyo breve testimonio quedó registrado en un reportaje radial de la periodista Ivette Pacheco.

Este medio de información destinado a Cuba, financiado por el gobierno de los Estados Unidos, reportó cacerolazos en las provincias orientales de Granma y Holguín en protesta por los constantes apagones: «En Granma varias personas salieron a la calle en pleno apagón a dar un cacerolazo y a gritar Viva Cuba Libre, y Patria y Vida».

En un video publicado en YouTube el médico Alexander Raúl Pupo Casas relató un cacerolazo, denunció la impunidad del régimen dictatorial y advirtió que la grave crisis general que sufren los cubanos, pudiera provocar un estallido social de mayor magnitud al desatado el 11 de julio

«Gente en mi barrio que nunca había visto sonando las cazuelas, y tuvieron que salir a sonarlas porque a altas horas de la noche todavía no habían podido cocinar la comida, no tenían nada para comer (…). Todo el mundo está viendo que hay una dictadura atroz y feroz en Cuba. Yo creo que las condiciones son óptimas y lo digo sinceramente, si hay alguien del gobierno mirando que lo vea, yo creo que se acerca algo peor que el 11 de julio”, manifestó el galeno.  
Cuba, según los datos del régimen, amaneció el martes con 6,009 nuevos casos de Covid-19, para un acumulado de 866,808 desde marzo de 2020, así como 51 fallecidos este lunes, informó en su comparecencia diaria el doctor Francisco Durán García, director nacional de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública (Minsap). Los medios oficialistas cubanos aseguran que permanecen ingresados 71,309 pacientes. 35,721 sospechosos son sospechosos de portar la enfermedad, 2,894 están en vigilancia y 32,694 se han confirmados (casos activos).

Deja una respuesta