'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
EL FRAUDE ESTÁ LISTO

Ortega impuso ‘reformas electorales’ y designó a sandinistas leales como magistrados electorales

No hubo sorpresas. Tampoco cambios que permitan elecciones libres, justas y transparentes. Se trató de unas reformas electorales y unas designaciones de magistrados para unos comicios hechos a la medida de Daniel Ortega. En esas condiciones Nicaragua irá a elecciones.

El Consejo Supremo Electoral (CSE) convocó a los comicios del próximo 7 de noviembre, y el próximo 11 de mayo será publicado en el diario oficial la Gaceta el calendario de la campaña.

El poder electoral continúa controlado por el sandinismo oficialista y sus aliados. Brenda Isabel Rocha Chacón y Cairo Amador han sido nombrados presidente y vicepresidente del poder electoral. Sus “méritos”: ser leales a Ortega.

Rocha es concejal de la Alcaldía de Managua por el partido Frente Sandinista. Amador es un analista político del oficialismo, aliado de Ortega, y hermano del fundador del partido FSLN, Carlos Fonseca Amador.

Los otros designados son la militante sandinista Alma Nubia Baltodano Marcenaro, Devoney Johaira McDavis Álvarez, Leonzo Kinght Julian; Mayra Salinas –reelecta en el cargo– y Lumberto Campbell, expresidente del CSE, sancionado por Estados Unidos por ejecutar fraudes electorales que han garantizado la permanencia en el poder de Ortega.

Los suplentes son: Maura Lizeth Álvarez, Adriana Molina y Alberto Blandón Baldizón, este último un viejo funcionario del poder electoral y protegido del cardenal Miguel Obando y Bravo, aliado de Ortega hasta el día de su muerte.

Reacción de la comunidad internacional

La secretaría general de la Organización de Estados Americanos (OEA) expresó a través de un comunicado su “preocupación” por la elección de magistrados del CSE y la aprobación de reformas electorales que “van en contra de los principios y las recomendaciones realizadas por la comunidad internacional, incluida la Misión de Observación Electoral de la OEA (MOE/OEA) en 2017, resoluciones del Consejo Permanente y de la Asamblea General de la Organización”.

El organismo señala que la elección de magistrados y la aprobación de esas reformas “claramente dan ventaja absoluta al partido oficial en el control de la administración y justicia electoral, eliminando las garantías necesarias y la credibilidad institucional mínima para el desarrollo de un proceso electoral libre y justo en noviembre de 2021”.

En su comunicado, la OEA recordó que Nicaragua solicitó la presencia de la Secretaría General en un documento firmado y hecho público, el 20 de marzo de 2019. “Dicho acuerdo contó con la presencia de testigos y garantes de la Nunciatura de la Iglesia Católica y de delegados de la secretaría general de la OEA”, se lee.

“Y ahora, esta reciente elección y aprobación de reforma electoral pone en evidencia la falta de voluntad del Régimen –así como de algunas fuerzas políticas– de tomar acciones en pro de la democracia y de la expansión de derechos políticos y civiles de la población nicaragüense”, dice el comunicado.

La OEA subrayó que la ausencia de pluralidad de partidos y la inexistencia de separación de poderes violan flagrantemente los principios del Sistema Interamericano del cual Nicaragua es parte.

Estados Unidos, a través del portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, dijo a través de un tuit que su país y la comunidad internacional están alarmados por la decisión de Ortega al “ignorar el llamado del pueblo de Nicaragua de hacer reformas electorales significativas. El apoyo a la democracia significa realizar elecciones libres y justas”.

La Unión Europea también se pronunció sobre las reformas. Afirma que no cumplen con las recomendaciones de la Misión de Observación Electoral de la UE realizadas en 2011.

“Estas decisiones no son resultado del diálogo entre el gobierno y los grupos de oposición, que la UE ha solicitado repetidamente.  Ambas decisiones constituyen otro retroceso que nos aleja de una solución inclusiva, democrática y pacífica a la actual crisis política en Nicaragua”.

“La UE mantendrá su política de diálogo constructivo y crítico con las autoridades nicaragüenses y utilizará todos sus instrumentos relevantes para apoyar el estado de derecho y unas elecciones creíbles, inclusivas y transparentes en noviembre de este año”.

Reacción de la oposición

La reacción de la oposición que se organiza para participar en las elecciones no ha sido clara. La Alianza Ciudadana ha dicho que valoraría participar en las elecciones si no existen condiciones, pero aún no define si lo hará.

“Desde la Alianza Ciudadana seguimos exigiendo, junto con la inmensa mayoría de los nicaragüenses, que se reabra la vía electoral mediante unas elecciones libres, competitivas, justas y observadas, que son la única vía para superar pacíficamente la profunda crisis nacional”, dijo la presidenta del partido Ciudadanos por la Libertad (CxL), Kitty Monterrey, que integra la alianza.

Uno de los aspectos más novedosos de la designación de magistrados electorales es que uno de los integrantes de la oposición votó a favor del candidato de Ortega.

La Coalición Nacional –que aglutina en su mayoría a sandinistas y exaliados del dictador, vive un conflicto a lo interno, uno de sus integrantes, el diputado de Yátama, Brooklin Rivera, un tradicional aliado del dictador, votó a favor de la reelección del sancionado magistrado Lumberto Campbell, ficha clave de Ortega.

Rivera justificó su voto argumentando que “ya está electo, con los votos el Frente elige, mi voto simplemente se suma, uno más”.

El precandidato presidencial de Yátama en la CN, George Henríquez, dijo a medios nicaragüenses que, si expulsan a su partido abandonaría la agrupación. 

El expreso político y activista de derechos humanos Jaime Ampie Toledo considera que fue un error haber participado en las “consultas” al llamado de la Asamblea Nacional porque legitimó las “reformas electorales” y la designación de magistrados.

“¿Qué viene o que piensan hacer los diferentes actores opositores, seguir validando un proceso que a todas luces se ve que está diseñado para salvar a Ortega y su mafia? ¿Realmente creen que Ortega va a cambiar? Exigen sanciones a la comunidad internacional, pero con que cara irán ahora a pedir sanciones si acaban de validar el comportamiento dictatorial de Ortega, exigen sanciones y en Nicaragua las únicas acciones que hacen los dirigentes de los bandos opositores es bailar la música que canta la banda sandinista. El pueblo de Nicaragua está cansado y está herido, han golpeado su dignidad y su fe, muchos han traicionado el dolor del pueblo y ahora algunos atrevidos dicen que ‘hay que ir a votar masivamente para que a Daniel le sea imposible, hacer fraude’… En pocas palabras, le dicen al pueblo: ‘sigan ustedes poniendo el pellejo y déjenos a nosotros los líderes, los ungidos por los medios, partidos políticos, oenegés o movimientos recoger las migajas’… ¡Dios salve a Nicaragua!”, expresó Ampie.

Para el político independiente Leopoldo Gómez, la reacción de sectores de la oposición ha sido ambigua porque algunos están llamando al voto masivo para evitar que Ortega se robe las elecciones.

Para Gómez es una inconsistencia que en los medios nacionales e internacionales las agrupaciones opositoras están hablando del fraude que ya tiene montado Ortega –y afirman que ir a estas elecciones solo a legalizaría al régimen–. Pero, por otro lado, internamente se preparan para ir a elecciones, para lograr diputados y comenzar como nueva fuerza política en el país. “Es el mismo método con el que Ortega los ha venido acostumbrando desde que llegó al poder”, dijo Gómez.

“Lo que quiere el pueblo es seriedad en este asunto, quiere un liderazgo con dirección y decisión coherente con miras a un interés de nación y no personales, pero no es un secreto que todos tratan de llevar agua para su molino y no les importa hacer el juego Ortega con tal de lograr escaños en la Asamblea Nacional”, afirmó Gómez.

Ahora se espera que Ortega a través de las leyes que ha aprobado a su favor para continuar en el poder, inhiba los candidatos de la oposición.

El panorama que se vislumbra para Nicaragua no es alentador, Ortega tiene el diseño para instaurar su dinastía y en la comunidad internacional se escuchan nuevos tambores que anuncian la llegada de más sanciones.

Noticias de España

.
Fondo newsletter