«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Es de las regiones con más delincuencia de España

Una brutal pelea a machetazos en Figueras muestra la creciente inseguridad que sufre Cataluña

inmigración delincuencia Cataluña
Un hombre agrede a otro con un machete durante la pelea en Figueras.

Los habitantes de Figueres, capital de la comarca de L’Alt Empordà, en la provincia de Gerona, están sufriendo un alto nivel de delincuencia. La otrora tranquila y próspera región catalana, que viera nacer y morir a Salvador Dalí, se ha convertido en un nido de delincuentes y un foco de inmigración ilegal.

“Esta madrugada las calles de Figueras han vuelto a ser el escenario de una batalla campal entre bandas latinas y marroquíes”, ha denunciado este jueves Alberto Tarradas, diputado de VOX por Gerona en el Parlamento de Cataluña.

“El multiculturalismo ha convertido la principal ciudad del Ampurdán en un polvorín. Deportaciones y mano dura ya”, ha añadido Tarradas junto a un vídeo que muestra una impactante reyerta en las calles del municipio gerundense.

En la grabación se ve una pelea entre más de una decena de personas a la salida de un bar musical de la plaza del Sol de Figueres, en la que algunos de los protagonistas portan machetes con los que intentan herir a sus contrincantes. Según El Periódico, la Guardia Urbana y los Mossos d’Esquadra están investigando los hechos.

Desgraciadamente, esta pelea es un caso violento más de los muchos que está sufriendo esta localidad en los últimos meses. El pasado enero, una anciana de 95 años fue víctima de una brutal violación en su casa de Figueres por parte de un inmigrante subsahariano. Ese mismo mes, un vigilante de seguridad de la estación de tren salvaba la vida de una mujer que estaba siendo apuñalada por un hombre de origen marroquí.

En febrero, los Mossos d’Esquadra detuvieron a cuatro implicados en un tiroteo, relacionado con el tráfico de drogas, que se saldó con un herido de origen francés. Hace unos días, dos varones de 29 y 25 años eran detenidos por apuñalar a un hombre a raíz de una pelea por un móvil. Las bandas de delincuentes también realizan robos en la autopista AP-7. Este mes uno de los clanes que roban vehículos asaltaron a una familia de refugiados ucranianos a la altura de Figueras.

Este mismo jueves hemos conocido como la Audiencia de Girona ha juzgado a dos inmigrantes que, en 2020, entraron a robar en casa de dos hermanos con discapacidad en Figueres y obligaron a una a mantener relaciones sexuales.

Todo esto en un espacio muy limitado de tiempo. Y sólo en Figueras.

El resto de Cataluña está sufriendo la misma suerte. De hecho, es de las regiones de España con mayor índice de delincuencia, sólo superada por Melilla y las Islas Baleares. Sólo en Barcelona, las agresiones y los abusos sexuales crecieron un 33% el primer semestre de 2021; el 22% desde 2019.

Este problema de inseguridad, protagonizado en una proporción alarmante por inmigrantes, es una cuestión que permanece silenciada por parte de todos los partidos políticos salvo VOX. El partido de Abascal, de hecho, centró parte de su campaña electoral catalana de febrero de 2021 precisamente en la inseguridad y la inmigración. Quizá esto explique que el partido verde cosechara más de 200.000 votos en esos comicios, el doble que el Partido Popular.

.
Fondo newsletter