‘Yo felicito la Navidad’: la reacción unánime contra la ocurrencia de Von der Leyen de ‘felicitar las fiestas’

tuiteros españoles defienden el origen cristiano de la época
La presidente de la Comisión Europea, Úrsula Von der Leyen La presidente de la Comisión Europea, Úrsula Von der Leyen. Europa Press

Las redes sociales han reaccionado con contundencia a la última ocurrencia de la Comisión Europea. En respuesta al disparatado texto de la CE en el que recomendaba felicitar las ‘fiestas’ para evitar decir ‘Navidad’ y «promover» así un «lenguaje inclusivo», ‘Feliz Navidad’ y ‘Yo Felicito la Navidad’ fueron tendencia en Twitter durante varias horas en la tarde del martes como protesta.

Así, los usuarios de esta red social en España demostraron que no están dispuestos a renunciar a la Navidad ni a felicitarla como hasta ahora y que, por lo tanto, no piensen ceder a las recomendaciones de la UE.

La Comisión Europea finalmente ha retirado el texto y la comisaria de Igualdad, Helena Dalli, anunció este martes la retirada de la guía que había sido distribuida de manera interna.

La Comisión presidida por Úrsula Von der Leyen ha rectificado con un breve comunicado a través de la cuenta de Twitter de Dalli: «No es un documento maduro y no cumple los estándares de calidad de la Comisión. Las recomendaciones claramente necesitan más trabajo por lo que retiro el documento y trabajaremos más sobre él».

Aún así, la comisaria no ha cerrado del todo la polémica y ha defendido que el objetivo de la guía de lenguaje inclusivo perseguía un «objetivo importante» como es «ilustrar la diversidad cultural de Europa y destacar la naturaleza inclusiva de la Comisión Europea con respecto a todos los modos de vida y creencias de los ciudadanos europeos».

Asimismo, un portavoz del Ejecutivo comunitario ha insistido en que la guía ofrecía «recomendaciones» en materia de comunicación. De este modo, la Comisión ha confirmado el contenido del documento que fue primero publicado por varios medios italianos, provocando el enfado y críticas de la gente porque la guía pedía a los funcionarios del Ejecutivo comunitario a «no dar por sentado que todo el mundo es cristiano» en sus comunicaciones.

Además, el texto también incluía otras recomendaciones sobre lenguaje inclusivo en materia de género como evitar el uso de pronombres o discursos dirigidos a «damas y caballeros», pero también abogaba por otras prácticas como asegurar el equilibrio de género en los paneles.

Además de la reacción popular en Twitter, el secretario de Estado del Vaticano, Pietro Parolin, también ha criticado a la Comisión Europea por la publicación de ese texto interno: «Sabemos que Europa debe su existencia y su identidad a muchos aportes, pero no podemos olvidar que uno de los principales, si no el principal, es precisamente el cristianismo. Destruir la diferencia y destruir las raíces significa destruir a la persona», ha advertido en relación a la polémica generada por esta mención.

Parolin ha denunciado el riesgo de «aniquilar a la persona» y la tendencia a «homologarlo todo» en referencia al documento finalmente retirado. En una entrevista publicada por los medios del Vaticano, ha señalado que se corre «el riesgo de destruir, de aniquilar a la persona en dos direcciones». La primera, según ha continuado, tiene que ver con la tendencia «de homologar todo», mientras que la segunda se refiere al «olvido de la realidad». «Quien va en contra de la realidad se pone en serio peligro», ha añadido.


Deja una respuesta