«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU

Carolina Ribera Áñez: «Mi madre está presa por cumplir con su deber y arruinar los planes de Evo Morales»

14 de diciembre de 2022

La madre de Carolina Ribera Áñez, Jeanine Áñez, lleva más de 600 días en prisión. Presa del régimen de Luis Arce en Bolivia no se le permite recibir visitas y tiene un acceso a tratamiento médico muy limitado. Su hija ha pasado por Madrid, invitada por Foro Madrid y la Fundación Disenso, para exigir la liberación inmediata de su madre, que continúa encarcelada por asumir el mandato constitucional tras el intento de golpe de estado de Evo Morales en 2019.

Remontémonos al inicio de los acontecimientos, ¿qué ocurrió exactamente en noviembre de 2019 para que su madre fuera finalmente condenada a prisión?

En 2019 mi madre asumió la presidencia de Bolivia por sucesión constitucional después de que Evo Morales cometiese un fraude electoral. Después de eso, hubo 21 días en los que los ciudadanos salieron a las calles a defender su voto en manifestaciones pacíficas, lo que provocó la renuncia de Morales, así como renunció toda la sucesión que le seguía, todos los de su partido, hasta que el turno le llegó a mi madre como segunda vicepresidenta del Senado quien de una manera valiente asumió el cargo. Morales huyó del país en un avión extranjero pidiendo auxilio en México y en Argentina.

Hubo enfrentamientos y muertes en Bolivia y mi madre asumió esa responsabilidad arriesgando su vida y la de su familia con mucha valentía por patriotismo, por amor a su país. Pacificó Bolivia y llamó a nuevas elecciones. Lo que ahora no le perdona Evo Morales es que ella tuvo la valentía para hacerlo y arruinar su plan que buscaba convulsionar el país, generar más muertes y que los bolivianos desesperados pidiesen su vuelta. Morales salió huyendo como un cobarde y quería volver como un héroe, pero sus planes fueron truncados debido a que mi madre asumió esa responsabilidad por todo su país y por todos los bolivianos.

Yo estoy luchando por la libertad de mi madre y la de más de 146 presos políticos que hay en Bolivia, entre ellos funcionarios de la gestión de mi madre, jóvenes que salieron a la luchar a las calles en 2019 o militares y policías que fueron en contra de la violencia de Evo Morales y que ahora están presos. Lo hacemos por la libertad de mi país y por que exista justicia plena. Como familia nunca hemos pedido impunidad, solo pedimos un juicio justo en el que se respete el debido proceso, donde haya una investigación imparcial y en el que podamos defendernos respetando las leyes y la Constitución. A mi madre, en su condición de expresidenta le corresponde un juicio de corte; sin embargo, se está haciendo por la vía ordinaria, sufriendo un linchamiento judicial. Ya son más de 640 días que lleva presa. Ni siquiera tiene derecho a visitas, a la atención de salud. Ser preso político es peor que ser un delincuente.

¿En que estado se encuentra ahora mismo Jeanine Áñez?

A mí no me permiten como hija ver a mi madre, le tienen prohibidas las visitas. No hay palabras para describir la impotencia que uno siente cuando ve a su madre en esas circunstancias cuando lo único que hizo fue cumplir con su deber. Y ahora dicen que dio un golpe de Estado; es totalmente mentira. Mi madre ha sido víctima de la tortura blanca, esa que no te deja consecuencias físicas pero sí psicológicas y emocionales. Mi madre estuvo muy enferma y tuvo una depresión severa e intentó suicidarse porque empezaron a amenazarme con meterme presa. Así la amedrentaron, porque a una madre lo peor que le pueden hacer es tocar a sus hijos así que, en su desesperación, intentó suicidarse porque pensó que era la única manera de protegernos.

Además de los más de 140 presos políticos que hay en Bolivia, Arce también está utilizando el censo poblacional como una herramienta de control de poder. ¿Qué se busca con su aplazamiento?

El Gobierno está aplazando el censo para poder continuar realizando fraude electoral en los próximos comicios. Santa Cruz ha salido a la calle por este motivo y el Gobierno ha cargado con fuerza contra ellos con violencia y cometiendo abusos. Otra forma del Gobierno es el avasallamiento de tierras, mandan a gente a apoderarse de tierras ajenas que después pasan a ser del Estado. En Bolivia estamos viviendo una guerra civil de baja intensidad.

¿Cuál considera que está siendo la respuesta de la comunidad internacional a lo que está ocurriendo con su madre?

Estoy muy agradecida a la comunidad europea que se ha agarrado a esta lucha como si fuera la suya; mi madre fue incluso finalista del premio Sajarov. Nunca nos sentimos solas porque siempre tuvimos la ayuda de VOX que me ha dado la esperanza de poder ver a mi madre libre, de poder creer en la democracia y en mi país.

¿Qué mensaje le darías a los españoles como alguien que ha vivido en primera persona las consecuencias de vivir bajo un régimen de izquierdas?

Les diría que nos miren a nosotros los bolivianos. Que despierten, se quiten la venda de los ojos y reaccionen. La oportunidad de tener un país libre y democrático es ahora. Vean el ejemplo de Bolivia, de Nicaragua, Venezuela, Cuba… Y evítenlo. Para mí España es una esperanza, pero si seguimos en este camino de la pérdida de cualidades democráticas siguiendo la ruta del Socialismo del Siglo XXI España será la futura Bolivia.

Después de lo ocurrido en Argentina con la condena a Cristina Fernández y en Perú con Pedro Castillo, ¿cree que hay esperanza para un cambio de paradigma en Iberoamérica, en la actualidad atestada de gobiernos de izquierda?

A los abusivos les llega la hora. Pueden pasar años pero la Justicia llega. Si bien ha habido un tipo de tsunami de la izquierda en Iberoamérica, lo que ha pasado estas semanas me ha dado esperanza de que los ciudadanos pueden luchar.

Has venido a esta entrevista con una bandera de Bolivia tejida en lana con la palabra Justicia.

Les quiero mostrar esta bandera que tejió mi madre desde la cárcel para pedir un juicio justo para ella y para todos los presos políticos; es el símbolo que yo utilizo en la lucha por su libertad. La llevo conmigo porque me recuerda mucho a ella.

Otras entrevistas
Noticias Relacionadas
.
Fondo newsletter