«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
TRAS REUNIRSE CON EL FISCAL GENERAL

El fiscal del TS elaboró un informe apreciando indicios de terrorismo contra Puigdemont y se retractó cuatro días después

Exterior del Tribunal Supremo. Europa Press.
Exterior del Tribunal Supremo. Europa Press.

La junta de fiscales de lo penal del Tribunal Supremo (TS) se ha reunido este martes a las 10.00 horas para estudiar el informe del fiscal Álvaro Redondo donde concluye que no hay indicios suficientes para imputar al ex presidente catalán Carles Puigdemont por Tsunami Democràtic, al tiempo que descarta que los hechos investigados en esta causa sean constitutivos de delitos de terrorismo.

Un polémico informe, ya que cuatro días antes de elaborarlo, Redondo emitió otro radicalmente opuesto en el que sí apreciaba indicios de terrorismo en los actos cometidos por Puigdemont y relacionados con Tsunami. El 26 de enero, el fiscal instaba a abrir una causa contra el ex presidente catalán fugado en Bélgica Carles Puigdemont por un delito de terrorismo en el Tribunal Supremo.

Cuatro días después, el 30 de enero, Redondo se reunía en privado con el fiscal general del Estado, Álvaro García Ortiz —que tendrá que dar explicaciones en el Congreso a petición de la oposición—, a primera hora de la mañana mañana. Después comentó con varios fiscales que lo había pensado mejor y ya no apreciaba indicios de terrorismo, tras lo que elaboró otro informe.

Varios fiscales ya han anticipado que discrepan de las conclusiones alcanzadas por Redondo al entender que sí hubo terrorismo en las acciones presuntamente orquestadas por Tsunami Democràtic en el otoño de 2019 en protesta por la sentencia del ‘procés’.

El informe de Redondo, responde a la exposición razonada que el titular del Juzgado Central de Instrucción Número 6, Manuel García Castellón, envió el pasado noviembre al Supremo instando al alto tribunal a investigar a Puigdemont, al diputado del Parlament Rubén Wagensberg —ambos aforados— y a la secretaria general de ERC, Marta Rovira, entre otras personas, por presuntos delitos de terrorismo.

El fiscal explica que, si bien el Supremo es el tribunal competente para conocer las conductas delictivas que se atribuyan a Puigdemont y Wagensberg, en este caso cree que el juez instructor «debe continuar las investigaciones, al no concurrir indicios racionales de criminalidad en este momento procesal que justifiquen la elevación de la causa a la Sala de lo Penal del TS en relación con los referidos señores». A su juicio, los indicios recabados «resultan demasiado abiertos».

+ en
.
Fondo newsletter