«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
el gobierno contempla un «cierre ordenado» de todas las centrales nucleares

El Gobierno defiende la energía nuclear en Bruselas mientras desmantela el sector en España

La ministra de Transición Ecológica y vicepresidenta tercera, Teresa Ribera, y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

El Gobierno de Pedro Sánchez no ve incompatibilidades entre defender la energía nuclear y atacar la energía nuclear. Ambas posturas son posibles en el seno del Ejecutivo, al mismo tiempo, a destiempo o todo el tiempo que haga falta. Así como en noviembre la presidencia española del Consejo de la Unión Europea apoyó la declaración en favor de la energía nuclear en el continente, el mismo Gobierno de Sánchez desmantelaba las pocas centrales nucleares de nuestro país. En casa de herrero, cuchillo de palo.

La «contradicción» ha llegado al Congreso de los Diputados, y el Gobierno se ha visto obligado a responder a esta política energética que un día parece favorable a la nuclear y ese mismo día enmienda a la totalidad su eficacia. El Ejecutivo ha respondido por escrito que «no existe contradicción alguna ni falta de certidumbre, ya que cada Estado miembro puede decidir respecto a la combinación de energías que considere oportuna en su suministro energético con arreglo a su política en esta materia».

En esta misma línea, el Gobierno argumenta que «en el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima 2021-2030 (PNIEC), aprobado por el Gobierno, se establece la contribución de la energía nuclear al mix energético y se contempla un cierre ordenado de las centrales nucleares españolas en el horizonte temporal 2027-2035, tras el consenso alcanzado entre los diferentes actores implicados». Un consenso que el Ejecutivo de Pedro Sánchez parece no haber acordado con el propio Ejecutivo de Pedro Sánchez.

El sector energético de nuestro país, sin embargo, se muestra alejado de la postura del Gobierno. De una de ellas, claro. Mientras que económicamente el desmantelamiento del sistema nuclear español pasará factura, expertos consultados señalan que la energía nuclear es más segura que los ciclos combinados de gas. Así lo han demostrado países de nuestro entorno como Alemania: «Están utilizando carbón porque no tienen nucleares. Y aquí, por ejemplo, ya no tenemos la central térmica de Carboneras (Almería). Por último, la vida útil de los ciclos combinados es más corta y las emisiones de Co2 con el uso de la nuclear permiten una caída del 50%», apunta uno de los expertos.

+ en
.
Fondo newsletter